Trump insiste en demandar muro mientras continúa cierre gubernamental

14

Washington, 22 ene (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, mantuvo hoy su demanda de un muro en la frontera con México, cuando sigue sin solución visible el cierre parcial del Gobierno que afecta a miles de empleados.

Sin un muro nuestro país nunca tendrá seguridad nacional ni seguridad en la frontera. Con un poderoso muro o una barrera de acero, los índices de delincuencia (y las drogas) bajarán sustancialmente en todo Estados Unidos, escribió esta mañana el mandatario republicano en Twitter.

Los demócratas lo saben pero quieren jugar juegos políticos. Finalmente debe hacerse de forma correcta, añadió en el servicio de microblogging.

La idea de que una pared en los límites con México contribuirá a disminuir la violencia y la presencia de sustancias ilícitas es parte constante de la retórica del jefe de Estado sobre este tema, pese a datos y estudios que cuestionan tal afirmación.

El presidente insiste en criminalizar la inmigración al referirse a delitos cometidos por indocumentados, aun cuando investigaciones indican que las tasas de delincuencia son más bajas entre los grupos de inmigrantes que entre los nacidos en Estados Unidos.

Trump se pronunció de ese modo cuando el mayor cierre gubernamental en la historia del país cumplió su segundo mes, sin que haya señales de negociación entre él y los demócratas del Congreso para ponerle fin.

Esta situación se desencadenó el 22 de diciembre debido a la demanda de Trump de 5,7 mil millones de dólares para construir la polémica barrera y su negativa a firmar cualquier ley de gastos que no contenga esa suma.

Los demócratas se rehusaron a avalar ese dinero, al considerar que una obra de ese tipo resulta inmoral y un gasto innecesario, y ello llevó a que los miembros del Capitolio no pudieran aprobar las legislaciones que hubieran permitido el funcionamiento de las agencias afectadas.

El impacto más visible del cierre es que 800 mil empleados, entre ellos los de los departamentos de Agricultura, Comercio, Seguridad Nacional, Justicia, Estado y Transporte, se encuentran sin recibir salarios, además de la paralización de muchas labores de esas entidades federales.

Trump presentó un plan el sábado pasado para reabrir el Gobierno y avanzar con la construcción del muro, como parte del cual ofreció tres años de alivio legislativo para 700 mil jóvenes indocumentados beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que él mismo decidió eliminar.

Además, prometió una extensión de igual tiempo para inmigrantes que se encuentran en Estados Unidos bajo el Estatus de Protección Temporal, entre otros puntos, a cambio de la suma exigida para la pared.

El ofrecimiento, sin embargo, no tuvo una buena acogida por parte de los demócratas, que llamaron al presidente a dejar de usar a los trabajadores federales y a los inmigrantes como rehenes, y reabrir primero el Gobierno, para después discutir las cuestiones de la seguridad fronteriza y el muro.

Compartir