Región y EE. UU. avanzan en decisiones por soluciones a crisis migratoria regional y desafíos de seguridad

410

AMPLIACIÓN

Foto: William Meoño

Ciudad de Guatemala, 10 jul (AGN).– Los cancilleres del Triángulo Norte de Centroamérica y México, así como la secretaria de Seguridad de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, valoraron hoy como “positiva” y “fructífera” la reunión celebrada este martes en la capital guatemalteca en la que abordaron los desafíos en materia de migración y seguridad fronteriza.

A la vez, reiteraron su compromiso para trabajar de manera coordinada en la promoción y búsqueda de soluciones “con un enfoque integral”.

La ministra guatemalteca de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, informó acerca de una serie de acuerdos primarios que se implementarán a partir de reuniones que fueron programadas desde esta semana.

Jovel dijo que este jueves se reunirán en Estados Unidos los embajadores de Guatemala, El Salvador, Honduras y México, los cuatro países miembros de la iniciativa de cooperación consular “Tricamex”.

Explicó que esta reunión servirá para “ir estableciendo un mecanismo de intercambio de información para que comience a ser regular y fluido”.

Esta primera reunión está vinculada a otro acuerdo consistente en el establecimiento de una oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) que servirá como “enlace directo” para que los consulados de los países del Tricamex puedan requerir información sobre procesos de reunificación familiar y repatriación, indicó la canciller guatemalteca.

Tanto Jovel como los cancilleres de Honduras, El Salvador y México habían hecho ver que la preocupación por la separación de familias como consecuencia de la implementación de la política de “tolerancia cero” por parte del Gobierno de Estados Unidos era uno de los puntos de mayor interés para sus gobiernos.

“Tuvimos una reunión muy fructífera” con “un diálogo franco y abierto sobre temas de interés regional en materia migratoria”, expresó Jovel al término de la reunión al ofrecer una declaración ante medios de prensa.

Subrayó que una de las conclusiones decisivas fue acerca de la “suprema importancia de la reunificación” y que “requiere de un esfuerzo de todos los países, para lo cual se le dará alta prioridad”.

“Asimismo, hemos coincidido en el abordaje del tema migratorio de forma integral y con un enfoque de responsabilidad compartida y respeto a los derechos humanos, especialmente de niños, niñas y adolescentes”, subrayó.

Compromisos

La canciller guatemalteca informó que además del acuerdo para el establecimiento de una oficina específica del ICE y de la reunión de embajadores en Estados Unidos, también se “acordó institucionalizar un espacio de diálogo y concertación al más alto nivel, ministerial, viceministerial y técnico por parte de los países de Tricamex para la creación de un grupo de trabajo”.

El objetivo de este espacio será “trabajar conjuntamente, no solo en una campaña regional eficaz, sino en disuadir la migración irregular y promover políticas migratorias y de respeto a los derechos de las personas migrantes”.

En materia de seguridad, Jovel dijo que la reunión también tuvo “frutos”, pues se acordó integrar un grupo de trabajo que estudiará y definirá las acciones para “combatir a las organizaciones del crimen organizado, incluido los que se dedican a la trata de personas”.

Entre otras tareas, a este grupo le corresponderá “formular estrategias para operativos conjuntos y fortalecer los esfuerzos regionales en materia de seguridad fronteriza”.

Además, informó que los ministros participantes coincidieron en la creación de una plataforma de intercambio de información con estos fines.

Otra reunión acordada será una que deberá cumplirse el 26 de julio en Tegucigalpa, Honduras, con los grupos de trabajo en las áreas de migración y seguridad, explicó. Estos grupos serán liderados por los viceministros encargados.

Protagonistas del diálogo

En general, los cancilleres participantes y la secretaria Nielsen consideraron que la reunión fue positiva.

Nielsen destacó la importancia de que todos los países involucrados trabajen de manera conjunta para enfrentar el tema.

“Juntos podemos encontrar soluciones” a los “retos muy urgentes que estamos enfrentando” en materia de seguridad y migración irregular, destacó.

Por ello, abogó por “buscar soluciones como región… es vital hacerlo como amigos y socios de una misma región”.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, aunque valoró como “útil, importante y oportuna” la reunión celebrada este día, reiteró su preocupación por el impacto de la adopción por parte del Gobierno de Estados Unidos de la política “tolerancia cero”.

“Separar niños es una acción cruel e inhumana”, criticó duramente Videgaray.

Con todo, el titular mexicano dijo que la importancia de la reunión entre los países de la región con la alta funcionaria estadounidense fue que se definieron “acciones concretas para impedir que esto vuelva a ocurrir” y sobre cómo ayudar a reunificar a las familias separadas.

Compartir