Presidente Jimmy Morales ratifica amistad con Israel y Estados Unidos en reunión con comunidad guatemalteca en Jerusalén

0
586

Jerusalén, 16 may (AGN).– El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ratificó hoy la amistad de Guatemala con Israel y Estados Unidos e instó a ver el futuro de los tres países con esperanza de mejores tiempos para beneficio de sus pueblos.

En un breve discurso en un encuentro cultural con la comunidad guatemalteca en Israel, el mandatario dijo que su mensaje de amistad lo expresaba “con el corazón, con la frente en alto y con sentimiento sincero: somos amigos, somos hermanos y vemos el futuro con esperanza”.

En la actividad también intervinieron el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, y la canciller guatemalteca, Sandra Jovel.

El presidente Morales recordó que hoy se cumplen 70 años del inicio de la relación de amistad entre Guatemala e Israel, aunque recordó que, en realidad, fue “desde antes de 1948 cuando Guatemala empezó a abogar por las cosas correctas y decidimos darle el apoyo a la fundación del Estado de Israel”.

Desde entonces, dijo, “seguimos aquí, como amigos”. Recordó entonces el proverbio: “En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia”. Por ello, declaró que con Israel “siempre hemos estado y siempre vamos a estar”.

En otra parte de su mensaje recordó la actitud del Ejército de Guatemala frente a las necesidades de la población y que le fue transmitida: “Cuando el pueblo de Guatemala pida una mano, tendremos dos para servirle”.

“Eso mismo -comentó- les decimos a nuestros amigos: le digo al primer ministro, Benjamín Netanyahu: Guatemala es un amigo y estamos para servirle”.

También transmitió su amistad a Estados Unidos: “Les queremos, les admiramos y les apoyamos por muchas razones”. Agregó que una de ellas son los tres millones de guatemaltecos que viven en ese país y que “trabajan día a día para ayudar a los guatemaltecos de los que se han separado, pero que viven con alegría y contribuyen a construir grandes naciones”.

Citó al pensador centroamericano Francisco Morazán, al subrayar la frase de que “la grandeza de un país no se mide por tamaño de su territorio sino por grandeza de sus habitantes”.

Por eso, envió un mensaje a los guatemaltecos que acudieron al encuentro: “no hay -les dijo- países pequeños. Hay países que toman decisiones soberanas, sin presión alguna ni condición alguna, sin poner una mano para recibir, sino dos para saludar y abrazar. Guatemala tomó una decisión soberana y fue de retornar su embajada, de Tel Aviv a Jerusalén.

El futuro

El mandatario guatemalteco dijo que ánima la amistad para asumir los retos del futuro, como países aliados.

“Vemos el futuro con esperanza, los problemas como grandes retos, vemos las crisis como oportunidades para salir adelante”, dijo.

Por eso, lanzó un mensaje de esperanza “a los guatemaltecos, a los israelitas, a los judíos, a los estadounidenses y a “muchos que estoy seguro que siguiendo el ejemplo en hacer lo correcto, van a tomar las decisiones correctas, y estaremos marcando, hoy, los pasos que se deben dar hacia el futuro”.

Concluyó con una reflexión: “Para ustedes nuestra amistad y deseo de servir. Si el mar se sigue abriendo, seguiremos los pasos adelante, porque tenemos fe en que hay una mejor tierra a la que debemos llegar todos”.