Policía de Guatemala desarticula estructura transnacional de tráfico de personas

0
527

Brenda Larios

Ciudad de Guatemala, 15 may (AGN).- Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) lograron la captura de 15 guatemaltecos que integraban una red transnacional dedicada a trasladar de forma ilegal a ciudadanos de varios países hacia Estados Unidos, utilizando medios de transporte marítimos y terrestres.

“Producto del operativo transnacional se ha logrado la captura hasta el momento de 15 personas sindicadas de tráfico ilícito de personas y asociación ilícita. Se han incautado teléfonos celulares y documentación variada como boletas de ahorro y de depósito”, informó Pablo Castillo, vocero de la PNC.

Por medio de la operación Mesoamérica II, el Ministerio de Gobernación, con apoyo de expertos investigadores policiales, realizó 14 allanamientos para capturar y recabar evidencias que fortalezca la investigación en contra de una estructura criminal transnacional, que tiene operadores en Brasil, Perú, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Guatemala y México.

El operativo fue coordinado para que se desarrollara en conjunto con Brasil, Perú, Panamá, Honduras y México países que simultáneamente ejecutan capturas mediante la “Operación Mesoamérica II”.

Según el trabajo de investigación, se logró establecer que ciudadanos de India, Nepal, Bangladesh y Eritea ingresan a América por Brasil, vía aérea, iniciando así el viaje hacia Estados Unidos por tierra o mar.

No obstante, la estructura retiene a las víctimas en condiciones inhumanas y son amenazadas de muerte si no cumplen con el pago acordado previamente al iniciar el viaje.

Durante el proceso de investigación y acción se ha rescatado a 117 personas de nacionalidad extranjera (Nepal, India, Bangladesh y Eritrea), las investigaciones iniciaron en el 2016 y por este caso hay más de 20 personas guardando prisión.

Forma de operar en Guatemala

La estructura criminal ingresa a los migrantes a territorio guatemalteco por pasos ciegos de Esquipulas y Chiquimula, utilizando diferentes horarios para llevar a cabo sus actividades ilícitas con el fin de no ser detectados, asimismo solicitaban el servicio de pilotos de diferentes empresas de transporte público.

El grupo, que opera a nivel transnacional, cobraba entre 15.000 y 20.000 dólares y las víctimas eran ingresadas por la frontera de Honduras hacia la capital y luego a Ayutla en San Marcos para continuar hacia EE. UU.

Este grupo opera en Esquipulas, Chiquimula; Amatitlán, Guatemala; Palín, Escuintla, y Ayutla, frontera de Tecún Umán, en San Marcos, y utilizan hoteles, casas de seguridad o bodegas donde retienen y alimentan a los migrantes.

Compartir