Nazareno de Santa Catalina Bobadilla despierta fervor y piedad de la Cuaresma en Antigua Guatemala

0
739

Foto: Daniel Rosales (colaboración)

La Antigua Guatemala, 22 feb (AGN).- Despertó el tiempo de religiosidad y penitencia en La Antigua Guatemala. Jesús Nazareno de la Salvación de la aldea Santa Catalina Bobadilla, acompañado por su triste y resignada madre Madre, la Virgen María, cumplieron el domingo la jornada de piedad y fervor que marcó el inicio de la Cuaresma en la colonial ciudad.

Fue el primer domingo de Cuaresma y trajo, como es tradición, el despertar de las flores con su color más intenso, las notas de partituras eternas inspiradas en el sacrificio, la sonrisa de los niños en su encuentro con la mirada compasiva del Nazareno y las túnicas moradas de la penitencia, gesto popular que quedó como herencia desde la Colonia.

Ahora el pueblo espera el segundo domingo de esta Cuaresma 2018. Entonces, toda la atención se centrará en la aldea Santa Inés de Montepulciano, ubicada en el ingreso a la Ciudad, y su Nazareno que comenzará su recorrido en plena carretera, en el propio ingreso a La Antigua, donde los vecinos habrán cubierto con alfombras de flores de diseños artísticos originales.