Migrantes hondureños agradecen apoyo y asistencia recibida en Guatemala

500

 

Joel Suncar / Foto: Óscar Dávila

Tecún Uman, San Marcos (Guatemala), 19 oct (AGN).- Cientos de migrantes hondureños que se encuentran varados en esta ciudad del departamento occidental de San Marcos, fronteriza con México, agradecieron hoy el apoyo y asistencia que han recibido en Guatemala durante la travesía que emprendieron el sábado desde su país hacia Estados Unidos para huir de la pobreza y la violencia.

Los centroamericanos dijeron sentirse cobijados en suelo guatemalteco tras fracasar en su intento de superar las medidas de seguridad establecidas por México en su frontera con Guatemala.

“Aquí nos han tratado mejor que en Honduras”, dijo Henry Estrada mientras se alimentaba con una porción de comida que le brindaron los Bomberos Voluntarios de esta localidad.
Estela Santos, quien viaja con sus dos hijos, se mostró triste porque no pudo continuar la travesía hacia Estados Unidos.

“Nos vamos a quedar aquí hasta que las autoridades mexicanas nos dejen pasar. Gracias a Dios los guatemaltecos nos han dado agua y comida”, indicó mientras descansaba en la aduana de Tecún Umán.

Por su parte, Erasmo Hernández, quien es oriundo de Ocotepeque, comentó que decidió migrar en busca de un empleo digno que le permita alimentar a su esposa e hijos.

“El camino ha sido duro. En Guatemala nos han ayudado con comida, asistencia médica y ropa. Estamos muy agradecidos”, manifestó a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN).

Miles de migrantes hondureños comenzaron a arribar ayer a Tecún Umán. Durante su estadía en esta localidad, el Gobierno de Guatemala les brindó protección a través de la Policía Nacional Civil y el presidente Jimmy Morales manifestó una “preocupación mayor” por la situación de los niños.

Este viernes, en declaraciones a periodistas tras un acto oficial, el vicepresidente Jafeth Cabrera informó que el Gobierno guatemalteco, además de seguridad, brindó acceso a la asistencia hospitalaria a muchos de los migrantes que sufrieron deshidratación, especialmente a muchos niños. Fueron atendidos en el hospital De Retalhuleu.

También contaron asistencia médica y alimentos por medio del Cuerpo Voluntario de Bomberos. Además, tuvieron el apoyo de los Bomberos Municipales Departamentales.

En la capital, los miles de migrantes fueron auxiliados en la Casa del Migrante, a donde muchas familias guatemaltecas acudieron para ofrecerles comida y ropa.

La solidaridad también se evidenció en la ruta, cuando muchos automovilistas detenían la marcha de sus vehículos, especialmente de tipo agrícola y camiones, para permitirles trepar y trasladarlos por trechos de su difícil recorrido.

Compartir