Marcedonia agradece a dos “ángeles” que la rescataron de una muerte segura durante la erupción del volcán de Fuego

574
Marlyn Valdez/Leonel Jiménez

 

Escuintla, Guatemala, 4 sep (AGN).- Aferrada a su fe y con la esperanza más firme porque le trae una nueva bendición, una mujer guatemalteca agradece a dos “ángeles” que forman parte de las filas del Ejército que la salvaron de una muerte segura durante la erupción del volcán de Fuego el pasado 3 de junio.

Son dos soldados, sus “ángeles”, uno de los cuales la tomó de la mano y el otro se la echó a sus espaldas y la sacaron del peligro que enfrentaba por la furia del coloso, que hasta ahora ha dejado 169 muertos y más de 1,7 millones de afectados en los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango.

Marcedonia García Ortiz, que dentro de 8 días cumplirá 68 años, levanta su mano al cielo y da gracias a Dios por su vida y la de su familia, por haber sido rescatada por los dos soldados y por la ayuda que hoy le entregó el gobierno del presidente Jimmy Morales.

“Unos ángeles me llegaron a rescatar, uno me tomó de la mano y el otro me cargó en su espalda y yo, como un niño, me agarré de él y me sacó de donde yo estaba”, relató con nostalgia a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN)

Los soldados formaban partes de los contingentes de varias instituciones públicas y privadas que auxiliaron a cientos de guatemaltecos atrapados durante la tragedia causada por el volcán de Fuego.

García vivía en la comunidad de San Miguel Los Lotes, en el departamento sureño de Escuintla, cuando escuchó el retumbo en el volcán.

“En dos minutos todo había quedado soterrado, la gente corría y no lograron salir mis vecinos, pero mi hijo me llevó a lo alto de la casa y esperamos que pasara la tragedia. Con un poco de agua nos refrescamos para esperar la ayuda”, comentó a la AGN.

Allí llegaron sus dos “ángeles” que la llevaron a un lugar sin material incandescente donde esta mujer viuda, ya se sentía segura con su hijo. Su comunidad fue conocida como la “zona cero”, es decir, donde impactó con más furia la actividad del coloso.

San Miguel Los Lotes ha sido declarada inhabitable por las autoridades y Marcedonia vive ahora en Sacatepéquez. La ayuda que le dará el Gobierno durante 10 meses (3.500 quetzales mensuales), le servirán para pagar la renta de la casa donde vive y para comprar alimentos.

“Tenemos más fuerza porque las personas no se olvidan de nosotros y ahora nos dan nuestro dinero”, expresó Marcedonia, luego de ser una de las beneficiadas con el bono de reactivación económica que entregó el Ministerio de Desarrollo Social.

Compartir