Guatemala: prevén repunte económico en 2019 con crecimiento en todas las actividades productivas

60

Rodrigo Pérez/Foto: Marvin García

Ciudad de Guatemala, 16 ene (AGN). La economía de Guatemala repuntará en 2019, ya que se proyecta un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 3,0 por ciento y 3,8 por ciento con un mayor dinamismo en todas las actividades económicas, de acuerdo con las proyecciones conocidas hoy en la primera reunión del Gabinete Económico.

La economía guatemalteca crecerá entre 3,0 por ciento y 3,8 por ciento”, afirmó Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat), durante la reunión liderada por el vicepresidente Jafeth Cabrera.

El año pasado la economía nacional creció 3.,0 por ciento. Este año “todas las actividades económicas registrarían crecimientos positivos y, en algunos casos, superiores a los del año anterior”, dijo Recinos.

Entre estas últimas se encuentran, por ejemplo,  la intermediación financiera que se estima crecería 7,2 por ciento en comparación con el 5,3 por ciento del 2018.

También la  explotación de minas y canteras con un crecimiento proyectado del 4,4 por ciento, lo que contrasta con la caída del 36,4 por ciento que registró el año anterior.

Se estima que el sector de la agricultura crezca 2,9 por ciento en comparación con el 2,6 por ciento del 2018.

Factores que apuntalan crecimiento

Entre los factores externos que sustentan la previsión de crecimiento económico para 2019 se mencionó  el crecimiento del 3,7 por ciento de la economía mundial “que continúa fortaleciéndose”.

Así como el crecimiento económico de importantes socios comerciales como Estados Unidos (2,5 por ciento), México (2,1 por ciento) y la Unión Europea (1,7 por ciento) y “una moderada recuperación de los precios de los productos de exportación”.

Entre los factores internos se mencionó el que todas las ramas de actividad económica registrarían un comportamiento positivo y la recuperación de la inversión tanto pública como privada.

Además, una mejora del crédito bancario al sector privado, estabilidad en el nivel general de precios al consumidor (inflación) e incremento del gasto público.

Compartir