Guatemala busca reducir muerte materna e impacto social por orfandad

50

Marlyn Valdez/Foto: Ministerio de Salud

Ciudad de Guatemala, 23 ene (AGN).- Guatemala anunció hoy, tras formalizar una alianza estratégica, su decisión de redoblar esfuerzos para reducir la mortalidad materna que en 2018 dejó 414 víctimas y un promedio de seis niños huérfanos por cada una de ellas.

El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) y la Asociación Alas de Guatemala suscribieron hoy un acuerdo para un trabajo conjunto con ese fin.

Esta organización invertirá hasta ocho millones de quetzales anualmente en Guatemala por cinco años, para llegar a más de 25.000 personas, de acuerdo con su proyección anual. El Ministerio de Salud invierte 21 millones de quetzales al año en este tema.

“Uno de los ejes estratégicos para la reducción de mortalidad materna es la planificación familiar”, dijo Roberto Molina, viceministro Técnico de la cartera.

El convenio apuesta por la reducción del 25 por ciento de mortalidad materna en las mujeres guatemaltecas, con la implementación de métodos anticonceptivos.

“Una buena planificación familiar es que la población tenga acceso a métodos anticonceptivos y que en todo el país funcionen centros donde las mujeres puedan recibir consejería y elegir qué método quieren utilizar”, dijo Molina.

Enfatizó que si bien el embarazo es un proceso natural y fisiológico “también es desgastante y afecta la salud materna, la calidad de vida de las mujeres y la economía familiar”.

Los métodos que se ofrecerán a través de esta alianza son de larga duración y definitivos. Los de larga duración consisten en el intrauterino y el definitivo es la esterilización quirúrgica, tanto en hombres como en mujeres.

De acuerdo con el viceministro, en 2017 la mortalidad materna cobró la vida de 438 mujeres y en 2018 el número fue de 414. Por cada mujer guatemalteca que fallece quedan seis niños huérfanos.

En América Latina y el Caribe se registran anualmente 7.300 muertes de mujeres durante el embarazo y el parto, según los datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

En su informe, el UNFPA dijo que “los países de la región han logrado importantes avances en los últimos años, sin embargo, la mayor parte de estas tragedias humanas y familiares siguen evitables”.

Rodrigo Barillas, director ejecutivo de la Asociación Alas Guatemala, señaló que “este convenio permitirá llegar a la población de difícil acceso, para la cual resulta difícil llegar a los servicios. Nosotros podamos llegar a ellos”, dijo.

Esto pese que en la región “existen mitos y dudas” respecto a la anticoncepción.

Explicó que la idea es llegar a las comunidades, centrados en las necesidades de las personas “como pacientes”. “Vemos que la población decide optar por un método anticonceptivo cuando desea espaciar o evitar un embarazo”, dijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir