Gobierno de Guatemala regionalizará programa para protección de niñez y adolescencia

480

Marlyn Valdez/Foto: Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 11 feb (AGN).- Las Secretaría de Bienestar Social (SBS) regionalizará la cobertura del programa Familias Sustitutas, que busca proteger a niños y adolescentes que han sido vulnerados por sus progenitores, dio a conocer una fuente oficial.

Patricia Contreras, titular de la SBS, detalló que al menos cinco departamentos se unen a la atención de niños y adolescentes, por tener mayores registros de víctimas de maltrato.

“Se busca que las familias puedan acreditarse en el interior y los niños que ingresen al programa y sean entregados a los núcleos familiares puedan permanecer en su ambiente sociocultural”, informó Contreras durante una entrevista a medios oficiales.

La titular de la SBS manifestó que esperan que para este año sean acreditadas 200 familias para brindar atención a los niños y adolescentes de los departamentos de Quetzaltenango, Alta Verapaz, Sacatepéquez, Zacapa y Petén.

Estas familias son capacitadas por la Dirección de Protección Especial, Acogimiento Familiar y Residencial de la SBS.

Actualmente esta institución cuenta con 96 familias acreditadas y 42 niños de 0 a 5 años en acogimiento temporal. De mayo de 2018 a enero de este año, 71 niños han sido atendidos. Con esta regionalización se podrá atender a más adolescentes.

“Este programa ha crecido enormemente, en los años anteriores se mantenía un promedio de 20 niños en acogimiento temporal”, señaló la funcionaria.

Los menores son enviados a estas familias por orden de juez durante seis meses, para evitar que sus derechos continúen siendo vulnerados. Al término de este período, el juez decide si son entregados a sus familias originales, familiares alternativos (abuelos, tíos, entre otros) o continúan en el acogimiento temporal.

“Con esto se pretende evitar que los menores de edad sean llevados a una institución, por los daños que puede provocar institucionalizar a un niño, y la mejor manera de buscar esa restitución de derechos del niño es tenerlo en un ambiente familiar”, explicó Contreras.

Para ser una familia de acogimiento temporal, se debe de tomar una capacitación y presentar requisitos como estudios psicológicos, documento personal de identificación, constancia de carencia de antecedentes penales y de policíacos, constancia de Renas, prueba de laboratorio, constancia de ingresos económicos de ambos padres.

A cada familia sustituta que tiene en acogimiento a un menor, la institución de otorga 1.500 quetzales para gastos de educación, alimentación, vestimenta, consultas médicas, medicamentos y otras necesidades.

El departamento de acogimiento cuenta con un presupuesto de 3,2 millones de quetzales para invertirlo en los hogares para atención de los menores.

Esto es parte de la campaña #EsPorAmor, que busca tener más familias sustitutas y que estas puedan brindar el cariño que necesitan los menores de edad.

La funcionaria hizo un llamado a los padres de familia para que los niños y adolescentes sean tratados de la mejor manera, “sin vulnerar sus derechos y que atiendan las obligaciones como padres”.

mv/mm/dm

Compartir