Festival del Barriletes Gigantes en Guatemala, entre la emoción y el colorido

666

Brenda Larios/Fotos archivo

Ciudad de Guatemala, 1 de nov (AGN).- Una mezcla de arte, tradición y color que trasmite un mensaje de unidad, amor, fe y respeto reflejan los barriletes gigantes de colores de Sumpango y Santiago Sacatepéquez en Guatemala, los cuales son elaborados por la población para recordar a sus familiares fallecidos el 1 de noviembre de cada año.

De acuerdo con una leyenda popular del municipio, cada 1 de noviembre, Día Todos los Santos, los espíritus malignos invadían el cementerio para molestar a las ánimas buenas que descansan en ese recinto, tal incomodidad hacía que las almas vagaran inquietas por las calles y por las humildes viviendas de Sumpango.

Ante este hecho, los habitantes decidieron consultar el fenómeno con los ancianos. La solución dada por los guías de la comunidad fue forzar a los espíritus a retirarse, mediante el choque de pedazos de papel contra el viento, por ello comenzaron a elaborar cometas o barriletes.

Durante todo el día, varones adultos, jóvenes y niños acuden al cementerio llevando en sus brazos gigantescos barriletes de variados colores y formas que son elaborados de papel de China y gruesas varas.

Los más grandes son solo de exposición, pues su peso impediría elevarlos. Sin embargo, también son confeccionados otros de menor tamaño que sí son lanzados al viento.

Los niños se encargan de sostenerlos verticalmente apoyándose sobre el piso en espera de que se les dé la orden de soltarlos. Recibida la orden y suelto el barrilete, comienza a elevarse impulsado por los fuertes vientos y tirones que se le dan al cordel o lazo que los sostiene.

Además, los pobladores suelen visitar y adornar las tumbas de sus seres queridos en el cementerio de la localidad, que es donde los barriletes gigantes son expuestos y llenan el lugar de colores, tradición y un perfecto arte multicultural.

El 30 de octubre de 1998 esta tradición fue declarada Patrimonio Cultural de Guatemala por el Ministerio de Cultura y Deportes. También recibió la Orden del Patrimonio Cultural por el entonces presidente Óscar Berger Perdomo (2004-2008).

Este 2018 se espera la llegada de 150.000 visitantes en cada uno de los municipios para disfrutar no solo de una costumbre guatemalteca sino de un patrimonio cultural.

Festival Ecológico

Este año, autoridades municipales de Santiago Sacatepéquez realizarán el ya tradicional festival ecológico, con el fin de concientizar a la población sobre el problema de la contaminación y el daño al medio ambiente.

En ese sentido, se instalarán 20 filtros sobre la calle principal que conduce hacia el cementerio general de Santiago, y los visitantes tendrán la oportunidad de llevar sus pachones de agua para llenarlos conforme lo necesiten.

“Para nosotros es de suma importancia que nuestros jóvenes y ancianos se enteren de las formas accesibles que se tienen para ser más amigables con el ambiente. Afortunadamente han sido muy receptivos en el tema, e incluso este año los barriletes llevan implícito el tema ambiental”, informó Juan Carlos Barrios, alcalde de esta localidad.

El agua de estos ecofiltros será gratuita para todos los turistas nacionales e internacionales que visiten el lugar.

 

Compartir