Exmagistrados cuestionan fallos de la Corte de Constitucionalidad de Guatemala

427

Lucía Contreras/Foto: Óscar Dávila

Ciudad de Guatemala, 10 oct (AGN).- Ex magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) y de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) analizaron hoy, durante un debate organizado por la Cámara de Periodismo, las resoluciones que emite ese alto organismo del Estado de Guatemala.

Según los juristas, la CC se excede en sus atribuciones al emitir fallos que no le competen y coincidieron en que debe enfocar sus funciones a la defensa de la Constitución.

“Los magistrados necesitan enfocarse en cubrir las funciones para las cuales fue creada la CC”, aseguró el expresidente de la Corte de Constitucionalidad, Roberto Molina Barreto.

La Corte de Constitucionalidad resolvió en septiembre pasado que las autoridades debían permitir el ingreso de Velásquez al país, luego de la prohibición del presidente guatemalteco, Jimmy Morales, por considerar que es un riesgo para la seguridad por su injerencia en asuntos internos.

Además, exhortó al gobierno de Morales a realizar una negociación con las Naciones Unidas para buscar una solución al tema de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), cuyo mandato no fue renovado por el Presidente y concluirá el 3 de septiembre de 2019.

El abogado constitucionalista Stuardo Ralón afirmó durante el foro que los actuales magistrados de la Corte de Constitucionalidad “invadieron facultades, jurisdicción y competencia que no les correspondía”.

Según los expertos, la crisis creada por el tema de la CICIG también se debe a la “desatención” y al “silencio” del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres.

“Creo que (Guterres) tuvo suficiente tiempo y elementos para haber dado una respuesta al Gobierno de Guatemala y llegar a un arreglo amigable”, afirmó Molina.

Además, el exmagistrado de la CSJ José Quezada agregó que, de no llegar a una solución amistosa entre la ONU y el Gobierno de Guatemala, existen otras alternativas como el arbitraje o someter el caso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Quesada argumentó que la CC debió tomar en cuenta los convenios internacionales antes de emitir un fallo sobre el comisionado, porque “no tenía jurisdicción y usurpó funciones”.

Antecedentes

 Después de que el presidente Morales prohibiera la entrada de Iván Velásquez a Guatemala, la CC otorgó un amparo provisional en el que resolvió que el jurista sí podía ingresar e instó al Gobierno a realizar una negociación con Guterres.

Pero días después del primer fallo, ese alto organismo ordenó al Presidente “abstenerse de emitir cualquier orden que impida el ingreso al territorio nacional del comisionado Iván Velásquez, en virtud de la protección de la que goza”.

Según Ralón, esta resolución “le cambió el sentido a la primera, la cual tenía por objeto “proteger y preservar las negociaciones entre el Estado de Guatemala y ONU”.

 

Compartir