Enviado especial de ONU para Siria comparece en Consejo de Seguridad

280
Naciones Unidas, 14 feb (PL) El Consejo de Seguridad aborda hoy la situación en Siria y se espera que el enviado especial para ese país, Staffan de Mistura, informe sobre la novena ronda de conversaciones de paz.

 

La sesión informativa ocurre en un contexto marcado por la escalada en Siria y tras el reciente llamado de la ONU para realizar un cese de las hostilidades por al menos un mes, con el fin de permitir la entrega de ayuda humanitaria y evacuar a enfermos y heridos graves.

En respuesta a ese pedido, Kuwait y Suecia han distribuido un proyecto de resolución que todavía está en el proceso de negociaciones, según fuentes diplomáticas.

De Mistura también informará a los miembros del Consejo de Seguridad sobre las conversaciones intra-sirias desarrolladas en Viena, del 25 al 26 de enero, y la conferencia celebrada en el balneario ruso de Sochi por iniciativa de Moscú, del 29 al 30 del mismo mes.

En un comunicado del 10 de febrero, el secretario general de la ONU, António Guterres, expresó preocupación ante la escalada en Siria y la propagación de la violencia a través de las fronteras del país levantino.

A juicio del diplomático portugués, ese pueblo sufre uno de los períodos más violentos en casi siete años de conflicto.

El derribo de un avión israelí que irrumpió en territorio sirio, los enfrentamientos de la coalición encabezada por Estados Unidos y los ataques desde de Turquía intensificaron aún más las tensiones en el área.

De cara a esta situación, la ONU concentra esfuerzos para concretar los puntos de la declaración final adoptada en el Congreso Nacional Sirio, en Sochi, y el establecimiento de una Comisión constitucional resulta una de las prioridades.

Todavía se discuten los criterios de selección para decidir quiénes integrarán el comité, así como reglas de procedimientos referidas al mandato y sus poderes de acción.

Naciones Unidas considera que no existe una salida militar para la situación en Siria, guerra a la que se atribuyen cientos de miles de muertos y millones de desplazados.

Por ello, llama a las partes en conflicto a implicarse en una solución política acorde con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, considerada una hoja de ruta para la paz.

La crisis en Siria estalló en marzo de 2011, en buena medida como resultado del interés de occidente y sus aliados regionales de imponer un cambio de régimen en Damasco.

Compartir