El fiambre, el platillo en la mesa de los guatemaltecos en el Día de Todos los Santos

364

Lucía Contreras/Foto deguate.com

Ciudad de Guatemala, 1 nov (AGN).- El fiambre, platillo representativo del Día de Todos los Santos, está presente en la mesa de muchos hogares guatemaltecos, que también visitan las tumbas para recordar a sus familiares fallecidos.

Hecho con embutidos y diferentes vegetales, el fiambre hace su aparición cada 1 de noviembre para deleitar el paladar de los guatemaltecos y traer a la memoria los buenos momentos vividos con los familiares.

Entre flores y otras comidas típicas, como pulique, pepián, hilachas y revolcado, este platillo es el principal una vez al año.

Aunque las recetas cambian de familia en familia, en el país hay dos tipos: fiambre blanco y fiambre rojo.

El primero contiene chorizo colorado, chorizo negro, salchichas, salami, salchichón, pollo, jamón, ejote, zanahoria, arveja, aceituna, elote, chile pimiento, coliflor y repollo.

El segundo tipo, el rojo, lleva los mismos ingredientes y se agrega uno: la remolacha, la cual le da el característico color que da origen a su nombre.

Ejemplo de que el fiambre ha alcanzado gran importancia en Guatemala es que anualmente se preparan, en el Cementerio General de la ciudad capital, al menos 2.000 libras de este alimento, lo que lo convierte en el más grande del país.

 

Compartir