EE.UU. y Canadá retoman negociación comercial para modificar el Tlcan

279

Washington, 11 sep (PL) Delegaciones de Canadá y Estados Unidos volverán a reunirse hoy aquí para tratar de resolver las diferencias finales y que Ottawa se una a la modificación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan).

La reanudación de las conversaciones este martes supone un adelanto de los encuentros, que inicialmente iban a retomarse a finales de esta semana, como parte del diálogo iniciado a finales de agosto entre ambas naciones sobre el pacto trilateral de 1994.

Reportes de prensa citaron a un funcionario según el cual la canciller canadiense, Chrystia Freeland, tenía previsto regresar a Washington para una reunión a las 11:00, hora local, con altos funcionarios estadounidenses, incluido Robert Lighthizer, representante comercial de este país.

Las negociaciones sobre el Tlcan, contra el cual Trump arremetió desde su etapa como candidato republicano por considerarlo ‘el peor pacto de la historia’, entraron en una fase crucial cuando el 27 de agosto él y su par mexicano, Enrique Peña Nieto, anunciaron un acuerdo preliminar para transformarlo.

El objetivo expresado por las partes es tratar de llegar a un resultado similar con Canadá que permita alinear las tres posiciones y enviar una propuesta de convenio comercial al Congreso estadounidense durante septiembre.

De ese modo, el mecanismo podría firmarse en noviembre, antes de que Peña Nieto deje de su cargo el 1 de diciembre.

Una fuente con conocimiento directo de las conversaciones dijo al portal digital canadiense CBC que Ottawa está ansiosa por asegurar un acuerdo pronto, y que quiere concluir las conversaciones antes de la fecha límite de finales de este mes.

Sin embargo, el medio alertó que el progreso detrás de escena ha sido descrito por múltiples fuentes como ‘lento’, con varios problemas clave aún sin resolver.

Los vecinos del norte quieren que el mecanismo de resolución de disputas del Tlcan, el Capítulo 19, o una versión del mismo, se mantenga en el pacto modificado, mientras los estadounidenses desean eliminar ese sistema y emplear en su lugar a los tribunales de este país.

La semana pasada, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, afirmó que se debe mantener la resolución de disputas del Capítulo 19 porque eso asegura que las reglas se cumplan realmente.

‘Y sabemos que tenemos un presidente que no siempre sigue las reglas tal como están establecidas’, agregó el jefe de Gobierno, en clara referencia a Trump.

Otro punto de divergencia importante es la demanda de Washington de que Ottawa haga concesiones para permitir que los agricultores estadounidenses vendan más productos lácteos al norte de la frontera.

Compartir