‘Despiertan’ sonda y explorador de China enviados a la Luna

34

Beijing, 31 ene (PL) China confirmó hoy que la sonda Chang”e-4 y su vehículo explorador Yutu-2 ”despertaron” y continúan sus misiones de reconocimiento y estudio del lado oscuro de la Luna, adonde llegaron este mes en un hecho inédito.

Tal y como estaba previsto, ambos aparatos se activaron automáticamente con la llegada del día a esa parte del astro, luego de estar en pausa desde el pasado día 12 durante el período nocturno.

Los centros de control indican que los equipos pasaron su primera noche lunar de forma segura y bajo temperaturas inferiores a 190 grados Celsius.

Tras despertar, se comunicaron bien con el satélite Queqiao -el enlace con la Tierra- y retomaron el envío de imágenes desde la zona inexplorada.

La Chang’e-4 partió al cosmos el pasado 8 de diciembre, se posicionó suavemente en la cara oculta de la Luna a principios de este enero, exactamente, en el cráter Von Karman de la cuenca Aitken, con 13 kilómetros de profundidad.

Luego empezó a rodar el Yutu-2 para el reconocimiento, análisis y recogida de muestras del terreno y una de las plantas que llevó allí brotó en medio de temperaturas superiores a los 100 grados centígrados por el día e inferiores a ese mismo nivel por la noche.

Aunque el retoño de algodón murió luego, constituyó un logro que solo tiene como antecedente unas flores que desarrolla desde 2016 la estadounidense Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio en la Estación Espacial Internacional.

La sonda Chang’e-4 es la cuarta parte de un programa iniciado 15 años atrás en China para sondear la Luna a profundidad y que prevé hacia 2030 enviar cuatro equipos de exploración a los polos Norte y Sur del astro.

La investigación del extremo Sur busca determinar la edad del suelo, la composición del viento solar, los isótopos de hidrógeno, carbono, helio y oxígeno.

Mientras, el del Norte tiene como propósito descubrir si existe hielo en la parte desconocida.

Si se completan con éxito esas misiones, entonces China avanzará en sus planes de construir una estación científica en la Luna para desarrollar otras indagaciones que involucren a humanos y robots.

Compartir