Carretera vuelve a dar vida al comercio agrícola en Quetzaltenango

490

Marlyn Valdez/Foto: Óscar Dávila

Huitán, Quetzaltenango, Guatemala, 7 sep (AGN).- Después de siete años de que cientos de agricultores transportaran sus productos por una carretera en deplorables condiciones para venderlos, hoy la reparación del tramo que va de Sibilia a Huitán, en Quetzaltenango, le vuelve a dar vida al comercio agrícola.

Eulogio Ramírez, agricultor de Huitán, aseguró que pasaron siete años para poder trasladar con rapidez a Quetzaltenango el producto de las cosechas de todos los agricultores de esa región.

Según comentó a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), en el pasado la carretera tenía “baches que descomponían los vehículos y que atrasaban la entrega de la producción agrícola. Fue una tortura”, dijo.

Complacido con el trabajo, aseguró que la carretera rehabilitada “nos quedó muy bien”, pero también recordó que cuando estaba en mal estado “perdíamos nuestras mercancías”.

Ramírez, de 55 años de edad, traslada sus cosechas en autobús y se demoraba tres horas para llegar a su destino cuando el tramo estaba en malas condiciones. Ahora, el tiempo se redujo a la mitad.

“Esta carretera nos beneficia mucho. Le agradecemos al presidente Jimmy Morales porque nos ayuda a llevar los productos para venderlos y mejorar nuestra economía”, expresó Ramírez.

Agregó que ahora “vemos una mejor carretera, nítida, no como la que teníamos, que no nos ayudaba en nada”.

También valoró el compromiso de la actual administración y agradeció que el Gobierno no les haya mentido “como lo habían hecho en años anteriores. No creíamos que nos hicieran la carretera, siempre nos mentían otras autoridades”.

“Ahora tenemos una gran ventaja, llevamos los productos frescos, se nos venden siempre y no se nos pierden. Nosotros dependemos de esto para llevar el sustento a nuestras familias”, expresó.

La carretera inaugurada por el presidente Jimmy Morales tiene una longitud de 11,3 kilómetros. Los trabajos los realizó el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV), con una inversión de 24,4 millones de quetzales.

Compartir