Unidad humanitaria del Ejército de Guatemala en titánica labor de recuperación

887

Marlyn Valdez y Brenda Larios, enviadas

Zona de desastre (Escuintla/Sacatepéquez, Guatemala), 9 jun (AGN).- La Unidad Humanitaria de Rescate del Ejército de Guatemala (UHR) cumple una acción titánica de búsqueda y recuperación de cuerpos de víctimas de la potente erupción del domingo del volcán de Fuego, en el suroeste de Guatemala, que dejó al menos 110 muertos y 197 desaparecidos, informó una fuente oficial.

David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), informó que en la zona del desastre las brigadas de la UHR trabajan en un esfuerzo conjunto con las de esa institución, así como de los bomberos, quienes se han unido en esta misión. También colaboran agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

Los bomberos unidos informaron que la labor dejó de ser de “rescate” de supervivientes y que ahora es de “recuperación” de cuerpos.

El portavoz del Ejército de Guatemala, coronel Óscar Pérez, dijo a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) que las labores de búsqueda se iniciaron a las 10:00 horas en la comunidad El Porvenir, en el municipio de San Juan Alotenango, Sacatepéquez, a fin de aprovechar el buen tiempo, siempre bajo la supervisión de la Conred.

En tanto, en las comunidades de San Miguel Los Lotes y El Rodeo, en Escuintla, al esfuerzo de las brigadas guatemaltecas se unió hoy el primer contingente de la Brigada Internacional de Rescate Topos Azteca (BIRTA), de México.

Este primer grupo de rescatistas mexicanos comenzó de inmediato a trabajar en San Miguel Los Lotes.

Un niño, sobreviviente de un grupo familiar de 11 miembros, les indicó la ubicación de la vivienda donde se supone la familia quedó sepultada bajo toneladas de lodo y piedras tras los flujos piroclásticos lanzados por el volcán.

Los Topos fueron recibidos en el área de desastre por la organización religiosa mexicana Scientology, que instaló una carpa amarilla en las faldas del volcán para ayudar a las familias afectadas.

Riesgo tangible

De León advirtió que las condiciones de riesgo persisten, por lo que la búsqueda de cuerpos permanece suspendida y solo se reactiva de manera intermitente cuando las condiciones del tiempo lo permiten.

Esta tarde, en lo que se convirtió en una condición de riesgo tangible, hubo un fuerte lahar de 40 metros de ancho aproximadamente y descendió hacia los cauces de los ríos Ceniza, Taniluyá y Santa Teresa, por lo que De León urgió a la Coordinadora Local de Reducción de Desastres (Colred) “tomar precauciones” en comunidades de Tepocapa, Chimaltenango, y Siquinalá y Escuintla (cabecera departamental), Escuintla.

Compartir