“Tragedia por erupción nos da oportunidad sin precedentes para unirnos”, dice presidente Morales

484

Ciudad de Guatemala, 13 jun (AGN)- El presidente Jimmy Morales dijo hoy que la tragedia sufrida por los guatemaltecos como consecuencia de la erupción del volcán de Fuego el 3 de junio debe ser asumida como una oportunidad “sin precedentes” para lograr la unidad nacional y enfocarla en reconstruir Guatemala y en prevenir este tipo de desastres.

“Quiero agradecer a los guatemaltecos, a la comunidad internacional, a la empresa privada y a los medios de comunicación. Nos hemos unido frente a una situación sin precedentes y que, ahora, nos da una oportunidad sin precedentes para hacer una reconstrucción, con dignidad, y que, además, nos permita observar todas las amenazas y la vulnerabilidad que tenemos como país”, dijo el mandatario durante una entrevista en el noticiero Noti 7.

Explicó que las soluciones que implementa el Plan Nacional de Respuesta y Reconstrucción se inician con el ordenamiento y atención de los 19 albergues que funcionan bajo la supervisión de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP), centrando la acción institucional en los sobrevivientes a la tragedia.

Adicionalmente funcionan otros 9 que son atendidos por iglesias y organizaciones humanitarias y que en total hay más de 4.000 personas albergadas.

“Gracias a Dios hay recursos para poder dar a todas ellas la alimentación apropiada, caliente, gracias al apoyo recibido de la industria azucarera y de las cocinas móviles que aportó el Ejército de Guatemala, dijo.

“Solo ayer se repartieron casi 14.000 raciones de comida caliente”, comentó.

Ahora, dijo, pasamos a una etapa de “transición” que comprende el traslado de estas familias a albergues unifamiliares, a fin de conservar el núcleo de la familia y su unidad.

Explicó que la organización privada llamada Techo, como parte de las tres mesas técnicas de trabajo, planteó soluciones consistentes en módulos para ubicar a cuatro familias por cada módulo que, a su vez, se divide en cuatro ambiente (unifamiliares).

“Nuestro interés es buscar una solución para cerca de 1.000 familias, y en una finca de nombre La Industria, en un lugar privilegiado de Escuintla, desarrollaremos dos proyectos. Primero, el albergue de transición, con 250 módulos que nos da la solución para esas 1.000 familias y, en ese mismo lugar, construir un aproximado de 1.000 viviendas”, indicó.

Hizo ver que el desarrollo de estos proyectos representará una inversión de unos 100 millones de quetzales, lo que deberá sumarse a los 460 millones de quetzales que se prevé demandará la reconstrucción de la infraestructura, que incluye tres puentes y la reparación de una carretera.

“Gracias a Dios hoy tenemos esos recursos, gracias a una política muy sana. Esos fondos, que superan los 500 millones de quetzales, tienen origen en los impuestos que pagan los guatemaltecos y que son bien administrados”, comentó.

El mandatario también restó crédito a “algunas voces” que dicen que “vamos muy lento”, pues dijo que el llamamiento internacional tras la catástrofe fue hecho por el Gobierno cuatro días después del suceso, en tanto que en desastres anteriores se hizo entre 8 y 20 días después.

Además, rechazó que se utilicen bolsas impresas con el logotipo de su gobierno para distribuir la ayuda que los guatemaltecos recolectan y entregan. “Gracias por la pregunta. En nuestros dos años y medio de gobierno, nosotros no hemos impreso una sola bolsa”, dijo.

“En esta emergencia, nosotros no hemos dicho nada que se está dando en nombre del Gobierno. Nunca hemos presumido con sombrero ajeno”, expresó.

Aprovechó para reprochar a “gente -y eso sí quiero decirlo-, con una actitud cobarde”, en referencia a las críticas lanzadas contra la primera dama, Patricia de Morales, tras haber participado en una jornada de recepción de ayuda para los damnificados en el Aeroclub y el Círculo Aéreo.

“Ella llegó para participar como voluntaria, en ningún momento llegó para decir: esto lo estamos dando nosotros”, hizo ver el gobernante.

“Mi esposa lo que hacía era colaborar como una voluntaria. Nunca fue a traer nada para meter en una bolsa, para decir que se entregaba de parte del Gobierno”, advirtió.

 

Compartir