Intensa cruzada informativa por Belice cumplió presidente Jimmy Morales en diez departamentos

0
380

Rodrigo Pérez

Ciudad de Guatemala, 8 abr (AGN). Una semana de visitas a diez departamentos para llamar a la unidad nacional por un tema de Estado e incentivar la asistencia ciudadana el próximo domingo 15 de abril a la consulta popular por Belice concluyó el presidente Jimmy Morales el sábado.

La cruzada informativa liderada por el jefe de Gobierno inició el martes en Sololá y concluyó el sábado, en una primera fase, en Santa Elena, Petén.

En la cabecera departamental de Sololá, el encuentro con la población y autoridades locales tuvo lugar en el salón mayor Paiz Riera, de la Universidad del Valle de Guatemala (UVG).

En su mensaje, el gobernante invita a los guatemaltecos a asistir a las mesas de votación para decidir si el añejo litigio es llevado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

En esta primera cita estuvieron presentes los gobernadores de Sololá, Alejandro Salazar; Quiché, Carlos Reynabel Samayoa; y de Totonicapán, Juan Yax, comprometidos con el esfuerzo presidencial y como signo de unidad nacional.

El mismo martes, el Presidente también visitó los departamentos de Escuintla y Suchitepéquez, como parte de un esfuerzo derivado del mandato constitucional de representar la unidad nacional y de lo que la Carta Magna define en relación con el tema de Belice.

La campaña continuó el miércoles en los departamentos de Jalapa, Jutiapa y Santa Rosa; el el viernes se desplazó hacia Izabal, Zacapa y Alta Verapaz y el sábado cerró esta primera fase en Petén. El mandatario tiene previsto cumplir nuevas giras con este fin durante la semana que inicia.

Guatemala reclama 12.272 kilómetros cuadrados de territorio beliceño y según el Tribunal Supremo Electoral (TSE), están habilitados para votar 7,52 millones de guatemaltecos.

En cada una de esos lugares el gobernante fue recibido y escuchado por estudiantes de diversificado, jefes ediles, líderes religiosos e indígenas, diversas organizaciones de sociedad civil y por pobladores.

A través de discursos el mandatario pidió a los presentes no dar la espalda a la oportunidad histórica que hay para solucionar el diferendo territorial, que según explicó, ya lleva más de 200 años.

Apeló en cada uno de los departamentos a la “unidad y civismo”, a que asumamos “nuestra responsabilidad histórica” con Guatemala y a que la población no pierda la esperanza de recuperar los derechos “que nos corresponden” sobre parte del territorio de Belice.

No obstante, dijo que Guatemala respeta el derecho de autodeterminación del pueblo de Belice y lanzó un mensaje de amistad a pueblo y autoridades beliceñas. Incluso, apela en cada discurso que pronuncia a una declaración que atribuye al primer ministro beliceño Dean Barrow, cuando le manifestó su invitación a “no heredar a nuestros hijos” el diferendo.

En ese sentido, destacó que una solución a través de la Corte Internacional de Justicia permitirá la definición de los límites territoriales, lo cual traerá certeza jurídica y desarrollo para ambos países.

“Son 200 años de un reclamo, no podemos dar por perdida una causa sin siquiera empezar a pelear”, fue una frase que repitió el gobernante, en más de una ocasión, durante la cruzada.

Fundamentos del reclamo

El jefe del Ejecutivo recordó durante cada una de sus intervenciones que Guatemala reconoció en 1991 la independencia de Belice, que unilateralmente le había concedido diez años antes el Reino Unido, pero sin abandonar el reclamo del territorio.

Les contó a los pobladores y autoridades locales que entre 1873 y 1786 España dio concesiones a Inglaterra para extraer palo de tinte de algunas áreas del territorio beliceño pero fue enfático en que “no se dio el territorio” y que además “ellos invadieron” hasta el río Sarstún.

Luego, recalcó que en 1859 se firmó un tratado en el cual Inglaterra se comprometía -a cambio del territorio ocupado entre el río Sibún y Sarstún-, a construir una carretera que comunicara a la ciudad capital con el Atlántico, lo que nunca cumplió. Debido a ello, en 1863 los ingleses se comprometen a pagarle a Guatemala, 50.000 libras esterlinas, pero tampoco cumplió.

“¿Cómo está eso: Que te vendo, pero tú no me pagas? Entonces ¿de quién es el territorio de Belice?”, cuestionó el presidente Morales a los asistentes al Gimnasio Polideportivo de Jalapa, que respondieron a una sola voz: “de Guatemala”.

El mandatario, pero también la canciller Sandra Jovel, que acompañó al Jefe de Estado, indicaron a los ciudadanos que en 1946 Guatemala, durante el Gobierno Revolucionario de Juan José Arévalo, declara la caducidad del tratado de 1859.

También subrayaron que en 2005 se llegó a un acuerdo marco de negociación con Belice y  en 2008 se logró un acuerdo para someter el reclamo territorial, insular y marítimo ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en la Haya, Holanda.

El tribunal pertenece a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y fue creado para resolver problemas territoriales entre los distintos países del mundo, su sentencia es definitiva y de cumplimiento obligatorio.

El referéndum del próximo 15 de abril es para que “el pueblo nos de la instrucción de ir” a la CIJ, dijo durante algunas de sus intervenciones la canciller Jovel.