Operación Fortaleza: Capturan a principal proveedor de armas del “Barrio 18” y a otras 61 personas  

0
610
Foto. PNC

Brenda Larios

Ciudad de Guatemala, 13 jun (AGN).- La Policía Nacional Civil (PNC) capturó hoy a Edner Onner Cortez Castillo, principal proveedor de armas de la pandilla “Barrio 18” en Guatemala, durante la Operación Fortaleza, que ejecuta 161 allanamientos y por medio de la cual fueron capturadas, de momento, otras 61 personas sindicadas de varios delitos.

Según la PNC, se realizan aprehensiones en ocho departamentos del país centroamericano con el propósito de desarticular grupos criminales liderados por la pandilla “18”.

“En el interior del centro preventivo para varones del departamento de El Progreso fue detenido Edner Onner Cortez Castillo, de 30 años, alias “El Primo”, quien es el  principal proveedor de armas y municiones del ‘Barrio 18’”, informó Pablo Castillo, vocero de la PNC.

Castillo explicó que, según las pesquisas del ente policial, Cortez Castillo abastecía de fusiles, revólveres, pistolas y municiones a integrantes de esa estructura criminal y se tuvo en investigación por dos años y medio.

Agregó que “aunque no se ha determinado de cuánto dinero se pudo agenciar por la venta de armas, las investigaciones establecieron que recientemente Cortez estaba comercializando con el ‘Barrio 18’ seis  fusiles, a un precio de 14.000 quetzales cada uno”.

“Esta captura es catalogada como un duro golpe a esta estructura criminal, ya que se logra neutralizar a uno de los principales proveedores de armas de ese grupo”, dijo.

Los allanamientos se realizan en inmuebles ubicados en los departamentos de Guatemala, Santa Rosa, Sacatepéquez, Escuintla, Chimaltenango, El Progreso, Jalapa y Suchitepéquez.

En las investigaciones también se vincula a más de 101 miembros de varias clicas, quienes guardan prisión, además las autoridades buscan capturar a 15 menores de edad involucrados en el asesinato de cuatro personas y por extorsión a tres empresas de transporte extraurbano.

Según las investigaciones, esta banda operaba desde 2015, por medio de la entrega  de teléfonos celulares a sus víctimas para exigirles dinero a cambio de no hacerles daño.