Vicepresidente Cabrera da impulso a esfuerzo público-privado para el rescate del lago Atitlán

0
247

Brenda Larios

Ciudad de Guatemala, 6 abr (AGN).- Las hojas topográficas y diseño de alcantarillado de los centros urbanos de 15 municipios de la cuenca del lago de Atitlán, en el departamento de Sololá, fueran entregados hoy en un acto que representa “un paso más” en un esfuerzo público-privado, que además suma apoyo de universidades de Guatemala y del exterior, para su rescate.

El acto fue liderado por el vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera, junto con directivos de la Asociación de Amigos del Lago de Atitlán.

La entrega de estos instrumentos son parte del proyecto “Ni una gota más de agua sucia al lago de Atitlán”, que dicha Asociación realiza con apoyo de las principales universidades de Guatemala y del exterior.

El proyecto persigue salvar el lago eliminando por completo el ingreso de las aguas residuales generadas en los poblados de la cuenca, por medio de diseño, planificación, construcción y operación de un sistema integral que canalice las aguas negras y las conduzca fuera del área.

Eduardo Aguirre, director del proyecto, dijo que “hoy dimos un paso importante” gracias al “esfuerzo y dedicación de un equipo de profesionales, en su mayoría voluntarios”.

El objetivo, insistió, es “lograr que no entre ni una gota más de agua sucia al lago de Atitlán”.

Estos documentos –comentó Aguirre- son una importante herramienta de información geográfica y técnica que contribuye a que las administraciones municipales activen los procesos de priorización de la inversión pública enfocada en resolver los problemas de saneamiento en el lago de Atitlán, así como la salud de los habitantes.

Al esfuerzo se sumó la empresa de servicios tecnológicos GBM, que entregó 20 computadoras a los alcaldes de los 15 municipios de la cuenca para fomentar el aprendizaje y capacitación en temas de tecnología.

1.500 planos

Chesley Smith, presidente de la junta directiva de Amigos del Lago, explicó que en total se han generado unos 1.500 planos para apoyar a las 15 municipalidades en el diseño y desarrollo de su estrategia con las aguas residuales.

“Cada corporación municipal recibió un estudio de ingeniería completo que incluye la información topográfica detallada de la cabecera municipal, los planos completos de la red de alcantarillado, las especificaciones, presupuestos, memoria de cálculo y demás información técnica necesaria para poder invertir con certeza en el ordenamiento de aguas residuales. En total se han generado alrededor de 1.500 planos”, explicó Smith.