La Conred verifica condiciones en zona de desastre luego de lahares y flujos piroclásticos de las últimas horas

813

Ciudad de Guatemala, 8 jun (AGN).- Las instituticiones que trabajan de manera coordinada en respuesta al desastre provocado por la erupción del volcán de Fuego, el domingo, verifican las condiciones de la zona tras los lahares y flujos piroclásticos ocurridos durante la noche del jueves y madrugada de este viernes, informaron las autoridades.

“En la zona del desastre se mantiene el Puesto de Monitoreo y después de los descensos de flujos piroclásticos de las últimas 12 horas y los lahares por lluvias, se deberán verificar las condiciones del terreno, como parte del procedimiento” que corresponde, dijo a periodistas David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

Ejército de Guatemala verifica posibles víctimas

En tanto, De León informó que la Unidad Humanitaria y de Rescate (UHR) del Ejército de Guatemala cumple un recorrido frente al área del desastre, en el río Guacalate, a la altura de San Miguel Los Lotes, para establecer posibles víctimas observadas a través de un dron.

La incursión en la zona persigue establecer “si lo observado con el dron corresponde a dos víctimas. Esa acción se realiza en el lugar”, dijo De León.

Las autodides reconocieron este viernes que persisten las condiciones de riesgo por lluvia y nuevos flujos “fuertes” de sedimento que amenazan a poblados y carreteras ubicados en la desembocadura de las barrancas del volcán, cuya erupción el domingo causó al menos 109 muertos y cerca de 200 desaparecidos, de acuerdo con las autoridades.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) dijo que durante la madrugada se presentó “el descenso de un nuevo lahar (gases y materia volcánica)” por tres de las barrancas del volcán que son afluentes del río Pantaleón, en el sur del país.

“Estos lahares son fuertes, producto de la acumulación de material de la reciente actividad”, describió.

El Insivumeh advirtió que “en cualquier momento se puede dar el descenso de lahares con o sin presencia de precipitación, tomando en consideración la gran cantidad de material depositado en todas las barrancas”.

Añadió que “se están generando flujos piroclásticos y no se descarta la posibilidad de que esta actividad continúe e inclusive se incremente”.

Por ello, recomendó “tomar las acciones correspondientes para que las personas no permanezcan en los márgenes de las barrancas y en los pasos vehículares”.

La noche del jueves, un grupo de médicos procedentes de Israel llegó al país para colaborar con el Gobierno de Guatemala en la atención a los sobrevivientes.

La Cancillería de Guatemala lanzó el jueves un llamamiento internacional de ayuda, cuatro días después de la erupción.

El llamamiento se basa en el estado de calamidad decretado el lunes por el presidente Jimmy Morales en tres departamentos afectados: Escuintla (sur), Sacatepéquez (centro-sur) y Chiamltenango (oeste).

De acuerdo con la Conred, la potente erupción dejó 1,7 millones de afectados, 12.089 evacuados, 3.319 albergados en instalaciones provisorias y 44 lesionados con graves quemaduras.

Compartir