Lucha contra la desigualdad centra reunión de Cepal en La Habana

0
359
La Habana, 10 may (PL) La importancia de intensificar la lucha contra la desigualdad centrará hoy los debates del XXXVII período ordinario de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que prosigue hasta el viernes en La Habana.

 

La igualdad está en el foco del desarrollo porque provee a las políticas de un fundamento último centrado en un enfoque de derechos y una vocación humanista que recoge la herencia más preciada de la modernidad, plantea la Cepal en el documento ‘La ineficiencia de la desigualdad’, el cual será presentado este jueves en el evento.

Argumenta que se trata de también de una condición para avanzar hacia un modelo de desarrollo centrado en la innovación y el aprendizaje, con sus efectos positivos sobre la productividad, la sostenibilidad económica y ambiental, la difusión de la sociedad del conocimiento y el fortalecimiento de la democracia y la ciudadanía plena.

El documento de la Cepal se adentra además en la igualdad como fuerza impulsora de la eficiencia económica lo cual tiene gran significado en América Latina y el Caribe, la región más desigual del planeta.

Acorde con la información divulgada, uno de los mensajes principales del informe es que la desigualdad conlleva grandes costos de eficiencia, lo que redunda en que su superación sea una condición necesaria para el desarrollo.

Según la Comisión, las políticas en favor de la igualdad no solo producen efectos positivos en términos de bienestar social, sino que también contribuyen a generar un sistema económico más favorable para el aprendizaje, la innovación y el aumento de la productividad.

La mirada desde la perspectiva de la igualdad converge con las demandas de construcción de capacidades y con el énfasis que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y los Objetivos de Desarrollo Sostenible otorgan al tema, añade el texto.

Asimismo, ve a la igualdad como un factor clave de la estabilidad internacional y la reducción de conflictos. El propósito de asegurar ‘que nadie se quede atrás’ expresado en la Agenda 2030 refleja con claridad esa vocación universalista e incluyente, apunta.