EE.UU: Jefe del Pentágono defiende estrategia sobre armas nucleares

0
170
Washington, 6 feb (PL) El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, defendió hoy la nueva política del presidente Donald Trump sobre las armas atómicas frente a acusaciones de que viola acuerdos internacionales y flexibiliza su posible empleo en una confrontación bélica.

 

El jefe del Pentágono señaló en una audiencia ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes que recientemente recibió una carta de varios senadores quienes expresaron su preocupación sobre el contenido de la llamada Revisión de la Postura Nuclear 2018.

Los legisladores dijeron al exgeneral que esta política supuestamente socavaría décadas del liderazgo de Estados Unidos en los esfuerzos por reducir y eventualmente eliminar el peligro de estos artefactos.

Al respecto, Mattis respondió que por el contrario, el texto en cuestión reafirma el papel de la disuasión nuclear en el actual ambiente complejo y dinámico de seguridad internacional, y subrayó el compromiso ininterrumpido de la Casa Blanca con los preceptos de la no proliferación del arma atómica, el control de armamentos y la lucha contra el terrorismo nuclear.

La intervención pública del secretario de Defensa fue la primera después que la agencia que encabeza publicara el viernes por la tarde la nueva estrategia, la cual prevé dos nuevos sistemas para las fuerzas armadas: un cohete crucero lanzado desde buques de superficie y ojivas más ligeras para misiles balísticos en submarinos.

Grupos pacifistas así como legisladores demócratas rechazaron esta postura, al calificarla de demasiado costosa y capaz de provocar una nueva carrera armamentística en esta esfera así como una mayor disposición a utilizar el armamento nuclear.

Frente a esta nueva política de la Casa Blanca, Rusia acusó a Estados Unidos de violar el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, o Nuevo START, que obliga a ambas naciones a disponer de un máximo de mil 550 ojivas nucleares en un máximo de 700 misiles balísticos intercontinentales (ICBM) y bombarderos estratégicos.

Este también llamado START III fue firmado por el expresidente estadounidense, Barack Obama, y el exmandatario ruso, Dmitri Medvédev, el 8 de abril de 2010 en Praga, República Checa, y ratificado en 2011.

Según las autoridades rusas, actualmente esa nación euroasiática dispone de 527 ICBM y bombarderos estratégicos, con un total de mil 444 ojivas nucleares, cifras que están en consonancia con el mencionado convenio.