Brenda Larios/Foto Mingob

Ciudad de Guatemala, 7 dic (AGN).- El Gobierno de Corea donó hoy equipo operativo para fortalecer la protección que las fuerzas de seguridad de Guatemala dan a los turistas.

La División de Seguridad Turística (Disetur), de la Policía Nacional Civil, tiene varios lugares donde acampa para proteger a los extranjeros en los meses de noviembre a febrero de cada año, por lo que el equipo será de gran beneficio para su trabajo en volcanes y montañas, comentó el comisario Erick Tórtola.

El equipo, por un monto de 12.000 dólares, fue entregado por el embajador coreano Wonhoo Lee.

“La donación viene a fortalecer el trabajo operativo de prevención, rescate y operativo que los agentes de Disetur realizan en los volcanes y montañas que constantemente son visitados por excursionistas tanto nacionales como extranjeros”, subrayó Tórtola.

Por su parte, el embajador detalló que la donación consiste en 12 binoculares de largo alcance, 12 lámparas de mano multifuncionales, 24 bolsas de dormir, 12 carpas grandes tipo domo para 4 personas, 12 estufas de gas portátiles, 12 mochilas grandes de viaje, 12 cartuchos de gas butano portátiles, 12 lightsticks, 12 juegos de estacas para carpas, 12 silbatos con brújula y seis chisperos multipróposito.

“Con esta pequeña donación, el Gobierno coreano quiere apoyar la industria del turismo en Guatemala y especialmente a la Disetur, que ha realizado una excelente labor en cuanto a la prevención, acompañamiento y resguardo de los turistas que deciden ascender los volcanes y montañas del país”, indicó.

La Disetur fue creada en 2005 con el objetivo de brindar seguridad, protección e información a turistas tanto nacionales como extranjeros.

Actualmente cuenta con 450 agentes capacitados para atender a los excursionistas en cultura turística, primeros auxilios, historia, geografía, manejo de conflictos, acompañamiento, búsqueda, salvamento de personas extraviadas, relaciones humanas y lectura de mapas.

La mayoría habla inglés o algún idioma maya como el queqchímam, quiché o cakchiquel.

Compartir