Donis Figueroa

La Antigua Guatemala, 7 dic (AGN).- Los cancilleres de Iberoamérica comenzaron a preparar hoy la XXVI Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado de esta región, que se celebrará en noviembre de 2018 en la ciudad colonial de La Antigua Guatemala.

Con los brazos abiertos, los 22 cancilleres de los países que integran la Conferencia Iberoamericana celebran este jueves una reunión que marca el inicio de los preparativos de la Cumbre.

En el discurso de apertura del encuentro, la ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel, destacó que con el compromiso asumido por su país para la realización de este foro de diálogo internacional, se busca definir nuevos modelos de gobernanza y cohesión social en beneficio de las poblaciones, y crear alianzas estratégicas entre los países.

“El compromiso de Guatemala con los esfuerzos emanados de este foro será patente a lo largo de este evento, y en la reunión de hoy demostraremos la voluntad no solo de nuestro país sino de la región en conjunto, para que en definitiva trabajemos para que nadie se quede atrás”, dijo.

Asimismo, reiteró a nombre del gobierno del presidente Jimmy Morales, el compromiso y el reconocimiento por el esfuerzo realizado por la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan, que ha dado todo el acompañamiento para cumplir con todos los compromisos adoptados como país anfitrión de la próxima Cumbre.

Durante la actividad, Jovel compartió con los cancilleres que Guatemala está celebrando durante este año el 50 aniversario de la entrega del Premio Nobel de Literatura al escritor Miguel Ángel Asturias.

“Quiero pedir su apoyo para la adopción de un comunicado especial en conmemoración de este importante reconocimiento, con el fin de visibilizar el trabajo de este gran escritor guatemalteco por parte de los 22 países miembros de la conferencia”, expresó la canciller.

Atento agradecimiento

Por su parte, Rebeca Grynspan, secretaria general Iberoamericana, agradeció a Guatemala por la intensa amabilidad con la que los cancilleres de la Conferencia fueron recibidos para participar en los preparativos de la XXVI Cumbre Iberoamericana.

“Guatemala ha asumido sus funciones en su calidad de Secretaría Pro Tempore con gran dedicación y compromiso, como centroamericana creo que los países pequeños pueden ser grandes en ideas y propuestas, por eso me alegra mucho que la Cumbre vuelva a esta región”, manifestó la costarricense.

Resaltó que Guatemala está liderando el proceso de orientar la cooperación iberoamericana al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), demostrando una vez más que la cooperación de estos países miembros pueden ver al futuro y que puede estar al servicio de las poblaciones.

“Así emprendemos la ruta hacia el 2018 con 25 actividades, la Agenda 2030 nos convoca a todos a la mesa, yo confío en que tenemos por delante meses de mucho trabajo y entrega, pero también que puede ser de gran impacto en la vida de nuestros habitantes, la Cumbre de La Antigua puede demostrarle al mundo que no solo estamos listos sino entusiasmados”, aseguró Grynspan.

Compartir