Bruselas, 5 dic (PL) La Comisión Europea (CE) reiteró hoy su disposición a retomar las negociaciones con el Reino Unido sobre su salida del bloque, pero señaló que ese país deber resolver antes diferencias internas.

En declaraciones a la prensa, el portavoz de ese organismo Margaritis Schinas aseguró que Bruselas espera por el gobierno británico para proseguir las conversaciones, pero existen problemáticas aun sin solucionar.

‘Hay un entendimiento sobre asuntos relevantes, pero algunos aspectos necesitan mayor consulta y negociación, sobre todo dentro del Reino Unido. La responsabilidad es ahora de Londres. Esperamos por su señal de que está listo’, afirmó.

Schinas no divulgó la fecha de otra posible reunión entre la jefa del Gobierno británico, Theresa May, y el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, la cual fue anunciada para antes que finalice esta semana.

No obstante, precisó que Juncker se mantiene en contacto con el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, quien dijo estar decepcionado por el retroceso en los diálogos para alcanzar un acuerdo sobre la separación y temas medulares como la frontera de su país con Irlanda del Norte.

Medios de comunicación divulgaron el lunes el borrador de un texto en el que el Reino Unido aceptaba que no habría divergencias en cuanto a mercado único y unión aduanera entre esos territorios, condición exigida por Dublín y uno de los tópicos pendientes en las negociaciones sobre el Brexit.

Tanto Varadkar como el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, calificaron de significativo lo planteado en el documento, pero este fue rechazado por el probritánico Partido Democrático Unionista y poco después la primera ministra Theresa May anunció la falta de consenso con Bruselas.

Me sorprende que Londres parezca ahora no estar en condiciones de concretar un pacto analizado antes con nosotros. Sé que May enfrenta muchos retos y reconozco que actúa de buena fe, pero no cederemos en esos aspectos, señaló el dirigente de Fine Gael.

‘No creo que sea provechoso buscar culpables. Es evidente que las cosas se enredaron y rompieron durante el almuerzo en Bruselas (con Juncker). Acordamos un texto con Londres y creemos que es válido. La primera ministra necesita más tiempo’, añadió.

 

Compartir