Donis Figueroa

Ciudad de Guatemala, 4 dic (AGN).- Los operativos realizados por agentes de la División de Protección a la Naturaleza (Diprona) de la Policía Nacional Civil (PNC), durante el último mes, dejaron como resultado el decomiso de 390.854 ramillas de pinabete, valoradas en más de dos millones de quetzales, informó hoy una fuente oficial.

Además, fueron capturadas 12 personas sindicadas del traslado y comercialización de esta especie en peligro de extinción, asimismo, se incautaron seis vehículos en los que era trasladado el producto.

En un operativo realizado en San Marcos, las fuerzas de seguridad capturaron a Florentín Alexander López Pérez, de 21 años, y Felipe López Hernández, de 25, quienes transportaban 390.000 ramillas de pinabete, valoradas en 2,1 millones de quetzales.

 

 

 

 

 

Para ocultar el producto forestal cubrieron con una lona e intentaron sobornar a los agentes de Policía para no ser consignados.

Pablo Castillo, portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC), dio a conocer que durante este mismo período se han incautado 19.835 tillandsias, 92 árboles de pinabete, 48 orquídeas, 43 coronas de pinabete, 16 guirnaldas, ocho árboles artesanales, entre otros.

Castillo señaló que los departamentos donde se incrementaron los operativos son: la ciudad de Guatemala, Chimaltenango, Totonicapán, San Marcos y Quetzaltenango.

Especie en peligro

El pinabete, que es una especie nativa de Guatemala, se cultiva en los departamentos de San Marcos, Quetzaltenango, Sololá, Huehuetenango, Totonicapán, Jalapa y la Sierra de las Minas.

Las autoridades de Guatemala implementaron en noviembre el plan de seguridad para conservar el pinabete, una especie endémica del país centroamericano que es muy buscada para las fiestas de fin de año.

Los operativos son realizados por el Instituto Nacional de Bosques (Inab), el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) y agentes de la Diprona.

Compartir