Mildred Morales/Foto William Meoño

Ciudad de Guatemala, 4 dic (AGN).- El ministro de Finanzas Públicas, Julio Héctor Estrada, aseguró hoy que su equipo realiza estimaciones para adecuar el presupuesto del ejercicio fiscal 2018 y que principalmente se reducirán los gastos administrativos y se priorizarán los temas sociales.

“Se está trabajando en eso, planteamos que había que comenzar a pensar en mecanismos de contención de gastos, de limitar la creación de plazas, de gastos administrativos porque los espacios presupuestarios van a estar escasos el otro año y hay que pensar en cómo generar la mayor cantidad de ahorro para poder tener espacio para los programas prioritarios”, dijo Estrada.

Agregó que, el presupuesto vigente para 2018 es “idéntico” al que se ejecutó este año y que los ajustes para el funcionamiento de la administración pública se harán la primera semana de enero, con transferencias económicas y el cambio de fuentes de financiamiento.

“Nuestro planteamiento ha sido que la planificación se haga asumiendo que no hay ampliación porque no hay seguridad de que el Congreso lo apruebe, y es importante comenzar financiados el período presupuestario”, dijo el funcionario.

Señaló que, de acuerdo al análisis detallado que se haga para “rescatar” algunos proyectos o programas, se solicitarán modificaciones presupuestarias, “pero siempre se trabajará en paralelo, el Gobierno va a ser funcional sin modificación, aunque será una opción, pero no dependemos de esa modificación para cerrar el año”, aseguró.

Además, se debe acomodar la deuda pública, revisar las proyecciones de tipo de cambio para ajustar las obligaciones del tesoro, entre otros aspectos técnicos que debe resolver el ministerio.

“La idea es que se contenga todo el gasto de funcionamiento en lo más posible”, resolvió el ministro Estrada.

Préstamos

Respecto a las fuentes de financiamiento, el funcionario señaló que se buscará la aprobación de varios préstamos para atender temas prioritarios en el Ministerio Público, la Superintendencia de Administración Tributaria, el Ministerio de Gobernación, así como la lucha contra la desnutrición.

Los préstamos son necesarios para dar continuidad a proyectos y programas multianuales, “que van a durar de cuatro a seis años, son proyectos estratégicos e importantes para dejar proyectos en marcha entre este y el otro gobierno”, dijo.

Estrada recordó que en el Legislativo se tienen alrededor de 10 empréstitos sin aprobar.

“Si no avanzamos con esto perdemos el espacio con los bancos”, concluyó el titular de la cartera de Finanzas.

Compartir