Phnom Penh, 2 dic (PL) El milenario templo de Angkor, enclavado en lo profundo de la jungla camboyana, recibió hoy de vuelta 10 joyas de oro sustraídas del santuario presuntamente durante la guerra civil del país (1967-1975), informaron fuentes oficiales.

La colección incluye una corona, pendientes, pulseras y otros ornamentos, y expertos presumen que data de los siglos IX y XV, cuando los actuales territorios de Camboya, Tailandia, Vietnam y Laos estaban ocupados por el Imperio Jemer (siglos IX-XV).

Décadas después de desconocerse su paradero, las prendas reaparecieron en Internet el pasado año en un catálogo del británico vendedor de arte asiático Jonathan Tucker, y desde entonces las autoridades de Camboya reclamaron su devolución.

Tras un año de exámenes para verificar su autenticidad, retornan al complejo de más de mil templos que certifica el poderío de los jemer, donde formarán parte del patrimonio nacional, según confirmó el Ministerio de Cultura.

Angkor, escenario de surgimiento y desaparición de una de las grandes civilizaciones, fue descubierta en la década de 1860 por los franceses Henri Mouhot y Louis Delaporte, aunque expertos sostienen que las primeras referencias literarias datan de 1601.

Con una extensión de 200 kilómetros cuadrados, figura como el mayor complejo arqueológico del sudeste asiático y uno de los principales destinos turísticos del mundo.

Compartir