Elmer Telón Galdámez/Fotos Archivo

Ciudad de Guatemala, 30 de nov (AGN).- La falta de aprobación del presupuesto para 2018 afectará a todos los ministerios y no permitirá al Gobierno de Guatemala avanzar a la velocidad programada para solucionar problemas en salud, educación e infraestructura, advirtió hoy el ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada.

“La magnitud es tal que una disminución de 5.000 millones de quetzales afecta a casi todas las carteras y no habrá manera de avanzar a la velocidad que se tenía planificado”, enfatizó el funcionario en rueda de prensa luego de que el Organismo Legislativo no encontrara consensos para aprobar los 87.922,9 millones de quetzales para el próximo año.

Estrada expuso que “había una apuesta muy grande por expandir rápidamente el primer nivel de atención de salud, que incluye construcción y equipamiento de puestos de salud, pero con la noticia dada hoy eso ya no cabe, se tendrá que postergar”, dijo.

El plan de recuperar el primer nivel de atención en salud tampoco podrá tener los resultados programados “es una realidad, no veo espacio a menos que logremos hacer una ampliación presupuestaria”, agregó.

Los técnicos del Ministerio de Finanzas tendrán que hacer una  repriorización de los proyectos planificados para el 2018 y “habrá que  quitar proyectos para darle espacio a lo que quedó inconcluso en  2017”, medida que retrasará hasta por cinco meses la ejecución de las obras.

Estrada confirmó, además, que los Consejos de Desarrollo van a verse afectados en proyectos que están a la mitad y los que ya se tenían aprobados. En este punto resaltó que “es necesaria una actualización a la ley para que los proyectos sean multianuales y no sufran este tipo de problemas”.

IVA-PAZ

Al quedar vigente el presupuesto aprobado para el presente año, de poco más de 76.000 millones de quetzales, se tendrán que hacer nuevas asignaciones a programas y proyectos que tenían asignaciones por medio del  IVA-PAZ, explicó.

El ministro habló de la posible necesidad de llevar una propuesta de enmienda o adaptación a Ley de Presupuesto al Congreso.

Fondos para alimentación escolar

Otro de los grandes problemas para los que se tendrá que buscar solución presupuestaria es lo referente a la alimentación escolar, debido a que recientemente el Parlamento guatemalteco aprobó la Ley de Alimentación Escolar, que confirma una inversión de tres quetzales diarios para cada estudiante.

“En el presupuesto 2017 había 600 millones para poder cubrir esta asignación, para el año 2018 se necesitarán unos 1.400 a 1.500 millones”, señaló.

El ministro anunció que se analizará la posibilidad de utilizar espacios que tenía el Ministerio de Educación (Mineduc) “para unos préstamos y lo podemos sustituir, o ver si  de alguna manera se compensa con otra alternativa, que es la parte no ejecutada del presupuesto en este año, todo para comenzar el programa, ya que el presidente Jimmy Morales tiene un compromiso muy fuere con este tema (la refacción escolar)”.

Ampliación presupuestaria

De acuerdo con lo expuesto por el funcionario, prosigue hacer los cálculos y el análisis jurídico para solicitar el año entrante una posible ampliación presupuestaria.

“El problema del año entrante no tendrá que ver con caja e ingresos tributarios, si este año estamos un poco debajo de la meta el año entrante estaremos inclusive por encima, porque se arrastra la meta de 2017”, dijo Estrada.

Aclaró que el problema en el tema de capacidad de gasto no es de caja sino “va a ser espacio, existe una limitación con el techo, se estima que la caja con la que se cerrará el año oscile entre los 4.000 y 5.000 millones de quetzales”, añadió.

Según el ministro, en estos dos años “hemos recuperado una base con la cual se puede amortiguar crisis, impactos ambientales, fiscales, o caídas en la recaudación”.

Compartir