Lima, 30 nov (PL) El futbolista peruano Paolo Guerrero declaró hoy que confía en un fallo favorable del Comité de Disciplina de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) sobre el supuesto dopaje que amenaza con impedir que juegue el mundial de Rusia.

 

El capitán de la selección peruana hizo el comentario a la televisión local en Zurich, Suiza, tras comparecer durante varias horas ante ese comité con sus abogados, a plantear su defensa en torno al rastro de cocaína encontrado en su organismo en un análisis tras el partido del 5 de octubre entre Perú y Argentina.

‘Estoy tranquilo porque soy inocente. He venido a Suiza para demostrar esa inocencia. Gracias a Dios he conseguido todas las pruebas que son fundamentales. Solo falta que ellos tomen la decisión’, dijo.

Añadió que por ahora no le preocupa su participación en el mundial sino su carrera como futbolista, pues, según dijo, desde su suspensión provisional del 3 de noviembre, por 30 días, que le impidió jugar el repechaje mundialista ante Nueva Zelanda, ‘me han cortado las piernas’.

Guerrero, de trayectoria deportiva y personal ejemplar, y su abogado, Pedro Fida, consideraron valioso que la FIFA aceptara la comprobación de que Guerrero no consumió cocaína, pues es mínima la cantidad de la misma encontrada en su organismo.

En Lima, el especialista en el tema Jorge Canales, acotó que ello no exime de responsabilidad al jugador por haber permitido el ingreso de esa sustancia pero sí prueba que no hubo intenció ni culpa en el jugador, lo que atenúa la posible sanción.

Fida añadió que el fallo se conocerá la próxima semana y que existe una gran probabilidad de que Guerrero haya consumido involuntariamente infusión de hoja de coca, que tiene entre sus muchos componentes un mínimo de cocaína.

El asesor legal de la Agremiación de Futbolistas de Perú, Johnny Baldovino, dijo en Lima que espera que el tribunal de la FIFA suspenda a Guerrero solo por seis meses.

Esa es la pena más baja y regirá desde el 3 de noviembre hasta el 30 de abril, cuando podría integrarse a la preparación mundialista del equipo peruano, indicó.

En Moscú, el entrenador de la selección inca, Ricardo Gareca, dijo que si no pudiera contar con Guerrero como ariete en el mundial de Rusia, buscaría otra fórmula con Jefferson Farfán y Raúl Ruíz Díaz en la ofensiva.

Gareca se encuentra en esa ciudad para asistir mañana al sorteo de los grupos del magno torneo y sobre el mismo señaló que no le preocupa y que su equipo está preparado para enfrentar a cualquier rival y lo que sí le interesa es dónde se establecerá el equipo y contar con condiciones adecuadas.

Compartir