Roma, 29 nov (PL) La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó hoy aquí una nueva herramienta en línea con vistas a una mejor protección de los recursos zoogenéticos.

Se trata de una nueva base de datos dirigida a ayudar a los países a supervisar, estudiar y gestionar de forma eficaz sus recursos zoogenéticos, la cual posibilita realizar una alerta temprana ante el riesgo de extinción.

El llamado Sistema de Información sobre Diversidad de los Animales Domésticos (DAD-IS, por sus siglas en inglés) es la fuente más completa existente hasta ahora en el mundo sobre diversidad genética animal.

En el acto de presentación realizado en la sede la FAO en esta capital, Roswitha Baumung, oficial de Producción Animal de la agencia internacional, alertó de la gran carencia de información sobre casi dos tercios de las razas ganaderas y avícolas existentes en el planeta.

En tal sentido instó a los países a proporcionar cuanta información dispongan sobre animales domésticos que nutra la base de datos y contribuir así a salvaguardar la diversidad ganadera y con ello la alimentación de poblaciones futuras.

Ese soporte recopila información por más de 30 años de 182 países y contiene datos sobre casi nueve mil razas ganaderas y avícolas, incluidas sus características, distribución y más de cuatro mil imágenes.

El sistema cuenta con una nueva interfaz fácil de usar, permite un acceso más rápido a la información e incluye por primera vez herramientas para el seguimiento del progreso para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenibles impulsados por ONU.

A juicio de la FAO alrededor del 20 por ciento de las razas locales de animales domésticos del mundo se encuentran actualmente en peligro de extinción.

Destacan entre ellos las vacas Inyambo en Rwanda, el cerdo H’mong en Vietnam, la oveja criolla en Uruguay o las vacas Limiá en la región de Galicia, en España.

La nueva versión de DAD-IS permite vigilar el riesgo de extinción de razas, señala aquellas amenazadas y que requieren una intervención urgente.

Compartir