Redacción AGN/Fotos Marvin García y Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 9 nov (AGN).- El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ratificó hoy el compromiso y la voluntad de su gobierno para reparar y construir carreteras en el país, pero también con mejorar la educación, la salud y la seguridad, que es el “verdadero clamor popular”.

“La gente quiere salud, educación, carreteras y seguridad. Ese es el verdadero clamor popular y yo se lo traslado al Congreso porque, si no tenemos recursos, haremos lo que hemos venido haciendo: resolver sin recursos, pero no siempre se va a poder”, manifestó el mandatario en una rueda de prensa tras inaugurar el inicio de trabajos de una carretera de 10,6 kilómetros en el municipio de Santa Apolonia, en el departamento occidental de Chimaltenango.

Los proyectos carreteros en este departamento incluyen la ruta de Patizicía-Patzún, Parramos-Chimaltenango, Patzicía-Acatenango, Tecpán-Patzún, Patzún-Godínez y San Martín (Chimaltenango)-Joyabaj (Quiché).

“Todo se podrá hacer si tenemos el presupuesto”, enfatizó el mandatario al ratificar su voluntad de construir la carretera que le ha solicitado el alcalde de Joyabaj.

Agregó que su administración quiere aprovechar el verano en su totalidad para realizar la infraestructura vial y anunció que estará entregando obras que se iniciaron hace varios meses en el departamento de Sololá, entre ellas las que van de Guineales-Panabaj, Panabaj-Santo Tomás La Unión y Panabaj-San Antonio Suchitepéquez, dijo.

“Estamos luchando para que esto sea una realidad. Estamos caminando en lo que tanto hace falta, que son carreteras”, aseguró el Presidente.

También anunció que su gobierno iniciará “carreteras históricas” en el Valle del Polochic, entre ellas una que va de San Julián a Tucurú, en el departamento norteño de Alta Verapaz.

“Si logramos liberar uno de los cinco proyectos que tenemos con la cooperación japonesa, serían cinco lugares históricos. La idea es no parar”, resaltó.

Recordó que en los próximos días se estará entregando el libramiento de la carretera de 13 kilómetros en el municipio de Barberena, en el departamento suroriental de Santa Rosa, la cual incluye 12 puentes, a un costo de 230 millones de quetzales.

Petición al Congreso

El mandatario guatemalteco solicitó al Congreso aprobar el presupuesto para el ejercicio fiscal de 2018, porque “si no tenemos los recursos, será difícil trabajar con el presupuesto de 2017”.

“Tuvimos el invierno más duro de los últimos 25 años y no había dinero (para las carreteras) porque la ley nos bloqueó. Lo que se hizo fue resolver como se podía, pero esa no es la forma porque no siempre se va a poder”, advirtió.

El presidente Morales dijo que el ministerio más afectado por la falta de recursos fue el de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda, aunque reconoció que “hay diputados con buena voluntad de apoyar” y “nada que ver con pactos corruptos” del que se habla, subrayó.

Enfatizó que el clamor popular por las carreteras, la seguridad, la educación y la salud “yo se lo traslado al Congreso”, sostuvo.

Compartir