Amafredo Castellanos/Foto: William Meoño y Ministerio de Cultura y Deportes (Twitter)

Ciudad de Guatemala, 7 nov (AGN).- El Ministerio de Cultura y Deportes, en conjunto con el Ministerio de Relaciones Exteriores, inauguraron hoy una exposición en el Palacio Nacional de la Cultura con 30 piezas arqueológicas recuperadas de colecciones privadas en diferentes países del mundo, 18 de las cuales apenas fueron repatriadas en las últimas horas.

Bajo el título “Recuperando testimonios de nuestra historia”, la exposición quedó abierta al público porque “las piezas son objetos visibles, pero en su contenido representan un pequeño pedazo de la identidad nacional”, dijo el ministro de Cultura y Deportes, José Luis Chea.

Advirtió que este patrimonio de los guatemaltecos “ha sido saqueado y expoliado” y es parte -insistió- de “nuestra identidad”. Consideró que cada una de las piezas son como “embajadores silenciosos” de la cultura que floreció en este país.

El corte de la cinta estuvo a cargo de Chea y la titular de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, junto al gerente general de la compañía de mensajería internacional DHL, Juan Luis Nava.

Esta empresa repatrió sin costo para el Gobierno de Guatemala las 18 piezas procedentes de Alemania, Italia y Suiza, como parte de su programa de Responsabilidad Social Empresarial, en el rubro de apoyo a las instituciones, indicó Nava.

La intervención de DHL se consiguió como parte de una alianza con el Ministerio guatemalteco de Relaciones Exteriores en el marco del programa Recuperación y Protección de Bienes Culturales de la Cancillería.

Jovel calificó como “gratificante” el resultado obtenido con el apoyo de DHL en función de “la dinámica institucional en apoyo a la cultura de los guatemaltecos”.

La ministra también agradeció el apoyo de los gobiernos de los tres países europeos, así como de la Policía Internacional (Interpol). Representantes de las tres misiones diplomáticas acompañaron el acto.

Nava señaló que las piezas son “un invaluable patrimonio que pertenece al país y al pueblo guatemalteco”, por lo que se congratuló en que la compañía pudiera ofrecer su concurso en el proceso que las trajo de retorno al país.

Chea explicó que las otras 12 piezas fueron recuperadas meses atrás en El Salvador, España y Estados Unidos.

Hizo ver que las piezas formaban parte de colecciones privadas porque en un tiempo reciente se convirtió en una especie de “moda” el poseer este tipo de reliquias culturales y que fueron sacadas ilegalmente del país.

Compartir