Zúrich, Suiza, 7 nov (PL) El período para decidir la sede de la Copa Mundial de 2026 podría durar hasta 2020, comunicó hoy la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

 

Según la nota del organismo, con la extensión del plazo por dos años se busca mayor transparencia en la asignación de la sede, que tendrá una segunda etapa para la elección definitiva.

En principio, la FIFA pretendía anunciar la sede para el torneo en su Congreso de junio 2018, antes del Mundial de Rusia, pero en ese momento pudiera abrirse un nuevo llamado.

Por el momento, las únicas dos candidaturas oficiales presentadas son las de Estados Unidos, Canadá y México, en forma conjunta, y la de Marruecos.

No obstante, las Federaciones de Sudamérica y Oceanía podrían presentar propuestas hasta fin de mes.

Incluso se espera que en caso de extenderse el plazo los países anfitriones podrían ser también de Europa o Asia, si formalizan sus postulaciones, algo inédito en la historia del organismo.

Hasta el momento, ni Europa, por ser Rusia organizadora del Mundial de 2018, ni Asia, por ser Qatar el anfitrión de 2022, tenían permitido presentar candidaturas.

Al explicar el cambio, la FIFA apunta a la magnitud de la Copa Mundial de 2026, en la cual se espera el concurso por primera vez de 48 selecciones nacionales, 16 más de los que competirán en Rusia-2018.

Compartir