Foto: Óscar Dávila

Ciudad de Guatemala, 16 oct (AGN).– El Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV) de Guatemala inició hoy su intervención para reparar un importante tramo de la carretera CA-2 Occidente, tras un arreglo de tipo administrativo con la empresa Odebrecht, mientras la parte legal, para la liquidación del contrato por una obra no culminada deberá seguir su curso normal.

Esta fue la información brindada este lunes por el titular del CIVAldo García, durante una entrevista con medios oficiales luego de participar en la acostumbrada reunión de Gabinete en Casa Presidencial.

Se trata del tramo comprendido entre San José El Ídolo, Suchitepéquez, y la fronteriza localidad de Tecún Umán, San Marcos, para un total de 97 kilómetros, que requerirá unas 10.000 toneladas de asfalto y que será decisiva para la zafra, que está por iniciar, indicó García.

Advirtió que, entre tanto, la liquidación legal del contrato seguirá su curso, solo después de lo cual se podrá saber cuánto dinero se gana o se pierde con base en el informe que rinda la Comisión Liquidadora del Contrato.

La explicación en detalle del ministro, a continuación:

Ministro, respecto al tema del contrato con Odebrecht, ¿cómo está este proceso?

El contrato de Odebrecht, es un contrato administrativo, como todos los que se firman en la Dirección General de Caminos.

Ese contrato tiene dos componentes, la parte administrativa y la parte legal, nosotros lo que hemos hecho es expeditar la parte administrativa. Esto consiste en ponernos de acuerdo con la empresa para que el tramo en el que no trabajó nada, no hizo nada, pueda liberarlo, y que nosotros, entonces, podamos ir a reparar esa carretera, porque es motivo de muchos cuestionamientos contra el Ministerio que incluso rebasan al Ministerio y llega a instancias del señor Presidente. Obviamente, la población esperaba que se reparara, pero había un impedimento, porque la Contraloría General de Cuentas no permite que, sobre un contrato, se ponga otro contrato.

Eso es una complicación. Entonces, lo que se hizo fue arreglar el tema de manera administrativa, y ya luego, la parte de liquidación del contrato, avanzará a su ritmo, como tiene que ser.

¿Ese tramo ya estaba pagado?

No hablamos de pagar o no pagar. No sé por qué tienen esa confusión, lo que se ha pagado es lo que se ha trabajado y ¿qué se trabajó?: el tramo de Cocales(Suchitepéquez), al puesto de Cuarentena, que es en San José el ídolo (Suchitepéquez). Allí se hicieron desembolsos, por algo que se hizo, solo eso; donde no hay ningún pago, es donde se les dijo: “como no se les ha pagado nada, liberen ese tramo, no tiene por qué estar amarrado con el otro”. Y eso fue lo que se hizo. Creo que la opinión pública se confundió al momento de decir que se liquidaba, que era como decir que se hacían todas las cuentas y que no se les iba a cobrar nada y que ellos ya se podían ir. No es así.

¿El Estado está perdiendo con esta finalización prematura? Y ¿cómo diferenciar con el proceso legal con la empresa, es totalmente independiente?

Indicar si se ha perdido o se ha ganado, eso lo tiene que decir la comisión liquidadora. Por eso, no entiendo por qué hablan de dinero, si eso lo determina la comisión liquidadora, como cualquier contrato. Entonces, hay que esperar que esa Comisión haga su trabajo. Luego, la otra parte, legal, es que se denunció en su momento, y eso formó parte del expediente que el Ministerio Público (MP) está desarrollando ahora. Cuándo el MP indique qué hacer o cómo lo va a abordar, pues bueno, eso es ya una instancia distinta, a la cual, pues yo no tengo acceso. Yo sólo puedo tener acceso a la parte administrativa.

Y para el bacheo de la parte que falta, ¿cuándo se podría hacer?

La que liberaron, ya lo estamos haciendo. Ya empezamos a entrar a ese trabajo hoy. Tenemos la Vuelta Ciclística, entonces teníamos que hacer unos trabajos pronto, y, además, la población en Guatemágica nos estaba apresurando un poco. Luego, tuvimos que realizar los trabajos en los puentes Los Ajos, Los Coches y Guachipilín, allí hicimos varios trabajos. En fin, ya empezamos hoy con la labor de hacer un bacheo. Luego viene la etapa de reponer toda la carpeta asfáltica, esa es otra etapa.

El paso por Guatemágica es una parte importante por el comercio ¿cuánto se pierde por no tenerlo listo?

No tengo idea de cuánto es lo que han perdido, es algo que tal vez ellos tendrían que cuantificar. Por parte nuestra, creemos que es una arteria muy importante. Más que ver lo de Guatemágica, yo creo que el transporte de carga que viene de México y lo que va para México es en lo que teníamos alta preocupación. Allí pasa el 60 por ciento del comercio con México. Por eso, fuimos impulsando e impulsando hasta llegar a este momento, de poder liberar el tramo.

¿El daño de la carretera es por el fuerte invierno, pero también por el daño que tenía de antes?

Recuerde que ahora viene la zafra. El año pasado sufrió, se reparó un poco. Y la zafra, dura un tiempo, pero el deterioro es alto, más este invierno, como usted lo indica, sí afectó bastante. Ahora vamos a ver cómo nos va, reparando el asfalto.

¿Por qué el Estado no había ejecutado la fianza de la empresa?

Eso solo se puede hacer cuando se liquida el contrato, antes no se puede ejecutar una fianza. Allí hay tres tipos de fianzas o garantías. La primera es de sostenimiento de la oferta, esa ya pasó; luego tenemos una garantía de cumplimiento que es la que estaba vigente, que es el 10 por ciento del contrato y ahora, que vamos a pasar a la etapa de liquidación de la obra, que demora un poco, estará la garantía de conservación de la obra, esa es mayor: del 15 por ciento; y aparte, tiene más o menos después de 18 meses, (una vigencia que) llega hasta 5 años, según el contrato. Yo creo que falta mucho. La ley de Compras del Estado determina los pasos que hay que seguir en una liquidación del contrato. No puedo sentarme con la empresa y decir en una semana: ya liquidamos las cosas. Lleva muchas etapas, por lo menos dura un año o más. No es sencillo liquidar un contrato, tiene un grado de dificultad alto.

Hay críticas en su contra por no demandar a Odebrecht, ¿esa es su función o corresponde al MP?

Yo no sé por qué tienen esa opinión. Nosotros hicimos público dos demandas que pusimos ante el Ministerio Público. Pero mi función como ministerio no es acusar o juzgar. Yo pongo la demanda en el Ministerio Público y el ente investigador y acusador es, siempre, en todos los casos, el Ministerio Público. Entonces hay que esperar a ver qué está haciendo el Ministerio.

Yo solo veo la parte administrativa, y esa conclusión hay que dejarla clara, el Ministerio (Público) acusa y requiere por la vía penal, civil o administrativa, y yo lo que hago es liquidar contratos por la vía administrativa. Si hay un componente legal del contrato, acudo al Ministerio Público siempre, con apoyo de la Procuraduría General de la Nación (PGN), en ella me apoyo porque es el abogado del Estado.

Es decir que ¿administrativamente, usted puso dos demandas?

Se puso la demanda ante el MP por tener un avance financiero superior al avance físico, que no era coherente, y la otra es porque se le debió dar mantenimiento a la red, y no la tenía. Esas dos demandas se pusieron en el MP. Esas las tiene que trabajar el MP. Yo, me vengo y me pregunto: ¿ahora administrativo qué hago? Yo administrativamente tengo que hacer otra cosa: darle mantenimiento, y para darle mantenimiento necesito que el contrato esté libre, porque si sigue en la situación en que estaba no hubiera podido intervenir. No lo pude hacer en casi un año y medio.

¿Cuántos convoyes están trabajando?

Están trabajando dos brigadas, si hay que sumar una tercera o una cuarta, eso es lo que vamos que evaluar.

¿Para cuándo estaría culminado?

Esperamos que esté más o menos en noviembre, cuando arranca la zafra, vamos a hacer el esfuerzo; el último ingenio, si mal no recuerdo, está adelante de Retalhuleu, entonces me estoy concentrando en el tránsito donde está la zafra. Donde me está costando un poco trabajar es en la circunvalación de Santa Lucía, ahí no es Odebrecht, es FCC, otra empresa española, la que tiene ese contrato, o sea esa ruta está llena de problemas, y la parte entre Escuintla y Siquinalá la tiene la empresa Sigma. Esos contratos se dieron en su momento, no pagaron, en fin hay varias casuísticas, entonces ahí vamos a ver.

¿Cuántos kilómetros son?

97 kilómetros, entre San José El ídolo y Tecún Umán, es la ruta en la que nos vamos a concentrar.

¿Y la inversión?

Lo tengo medido en toneladas, son más o menos 10.000 toneladas las que tengo que trabajar en ese tramo, tal vez un poco menos, en volumen de asfalto; en dinero hay que ver.

Compartir