Marlyn Valdez/Foto Óscar Dávila

Copán, Honduras/Ciudad de Guatemala, 13 oct (AGN).- Los vicepresidentes de Guatemala, El Salvador y Honduras discuten en las ruinas de Copán los proyectos que sigan dando impulso al desarrollo en los 46 municipios que integran el Plan Trifinio en los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Durante la reunión que comenzó hoy y concluye mañana, la Comisión Trinacional del Plan Trifinio , presentará el informe financiero del primer semestre de 2017 sobre los programas de desarrollo que se promueven en la zona.

En la cita participan el anfitrión, el vicepresidente de Honduras, Ricardo Álvarez Arias, junto a sus homólogos de Guatemala, Jafeth Cabrera Franco y de El Salvador, Oscar Ortiz Ascencio.

Además de la presentación del informe del primer semestre de este año, también se hará entrega de los informes de auditoria externa y de gestión de calidad ISO 9001-2008, así como las proyecciones de trabajo para el 2018 en favor de la población de los municipios de los tres países que integran el Triángulo Norte de Centroamérica.

Otros de los puntos en la agenda de trabajo es la presentación de la propuesta para el plan de Prosperidad del Triángulo Norte de Centroamérica con el que los tres países buscan reducir lal migración a Estados Unidos, así como la estrategia de inversión para el Trifinio.

Los tres vicepresidentes harán mañana un recorrido por las ruinas de Copán (Honduras) para conocer la implementación del modelo Silvopastoril.

Así mismo, harán un conversatorio con los actores principales sobre el proceso de implementación del modelo agroforestal de café bajo sombra en el Trifinio.

El Plan Trifinio, que se puso en marcha hace 31 años, está conformado por 8 de El Salvador, 15 de Guatemala y 22 de Honduras, los cuales ubicados alrededor del bosque nuboso del macizo de Montecristo, donde confluyen las fronteras de estos tres países centroamericanos.

El Plan Trifinio ha recibido de una inversión global de 131,9 millones de dólares, 124 millones de los cuales provienen de la cooperación internacional y 7,9 millones de los tres gobiernos.

Estos recursos fueron invertidos para el desarrollo en la economía agrícola y no agrícola, así como promover la gestión integrada de los recursos hídricos y mejor manejo de los recursos naturales.

También fueron invertidos en la conservación de la biodiversidad de 13 áreas de la región y atención en 25.000 hectáreas con obras de conservación de suelos y agroforestería.

Compartir