Foto: Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 12 oct (AGN) – El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, dijo hoy que “Guatemala se lo merece” y “Guatemala tiene esperanza” en un discurso pronunciado en el marco del Encuentro Nacional de Empresarios (Enade) 2017, en el que compartió el criterio de unidad expresado por otros expositores y a marchar, conjuntamente, “a la obra”.

“Infraestructura para el desarrollo, vamos a la obra”, fue el título del Enade, el mayor evento empresarial del país centroamericano y cuya cita fue cerrada por el presidente Morales.

“Guatemala tiene retos. Yo veo una oportunidad grande. Guatemala se lo merece, Guatemala tiene esperanza”, fue el mensaje final del mandatario.

Instó para que “no nos distraigamos” en la ruta, en referencia a una serie de antejuicios promovidos en su contra. En cambio, propuso: “construyamos… de la forma más transparente, esa es la forma como venimos trabajando con los ministros” de su Gabinete, a quienes felicitó y agradeció por sus esfuerzos.

Dirigiéndose a los empresarios, el Presidente preguntó: “Díganme, ¿en qué les puedo servir?” y recordó que esa es su responsabilidad como jefe del Ejecutivo: “Para eso fui electo y eso quiero hacer: hagamos los planes que tengamos qué hacer”, cumpliendo cada quien su parte en el lugar que le corresponde, en función de lo que Guatemala necesita, dijo.

El mandatario fue ovacionado al expresar su decisión de servir y claridad en el papel que le corresponde. “Cambiemos el modelo”, de impulsar los procesos de construcción de infraestructura, propuso, y dijo considerar “formidable”, la propuesta de estar “unidos”: “Así que vamos a la obra, me parece formidable”, destacó.

“Vamos a la obra, es ir juntos, y eso es una oportunidad que no debemos abandonar”, subrayó en referencia al mecanismo de las alianzas público-privadas.

“Unámonos para rescatar Guatemala, rescatar la correcta aplicación del Derecho, en lo penal y procesal, debemos rescatar a nuestra niñez desnutrida, a nuestro sistema de salud, a nuestra población en extrema pobreza, pero sin olvidar lo más urgente, que es la salud, y lo más importante que es la educación”, señaló.

El mandatario dijo que le complacía y se sentía “contento” por el título del foro: “Vamos a la obra. Efectivamente, eso es lo que necesita Guatemala, y que todos hagamos lo que corresponde y Guatemala necesita”, dijo.

Lamentó que Guatemala tenga apenas con un metro lineal de carretera por cada habitante, mientras países como Suecia tienen 58. “Eso significa atraso”, manifestó.

Dijo que a eso se suma que de los 17.000 kilómetros que el país tiene de carreteras, solo 6.500 están asfaltados y quedaron mal mantenidos en los últimos años.

Lamentó que a esto se sumen otros factores, como la modificación en 2015 de la Ley de Contrataciones del Estado, haciendo más lentos los procesos de contratación.

También recalcó las condiciones del clima que colocaron al país frente al peor invierno de los últimos 25 años, con 30 puntos débiles de la infraestructura estratégica que deben ser reparados de emergencia, al mismo tiempo de atender inundaciones en departamentos como Alta Verapaz, Escuintla e Izabal, entre otros.

Comentó el hecho de que de 1985 a 2017, Guatemala sumó 230 kilómetros en promedio de carretera por año. Advirtió que “si seguimos a ese ritmo y se necesitan 45.000 kilómetros, teniendo ahora 17.000 kilómetros, equivale a un déficit de 23.000 kilómetros que tomaría 200 años para poderlo solucionar”.

“Entonces, ¿qué debemos cambiar?”, preguntó, respondiendo: “muchas cosas”, y consideró que “la red vial es lo más visible, pero todo es urgente”. Por ello instó a “unir esfuerzos para rescatar Guatemala: luchar por el rescate de la red vial, nuestra infraestructura estratégica, puertos y aeropuertos, infraestructura en educación, rescatar la voluntad y autoestima guatemalteca”.

 

Compartir