Por Nubia Piqueras Grosso/Prensa Latina (PL)/Foto: Twitter FEPAFUT

Panamá, 11 oct (PL) Como nunca antes los panameños viven hoy la emoción de un triunfo futbolístico, pues la selección nacional logró sellar el anhelado sueño de participar, por primera vez, en una cita mundialista.

Apenas sonó el pitazo final de un partido disputado de principio a fin frente a Costa Rica, y la gente dejó la comodidad del hogar para tomar las calles y festejar una victoria que para muchos todavía parece mentira.

Vehículos en caravanas que no dejaban de sonar el claxon en señal de alegría, panameños y extranjeros residentes aquí con la bandera tricolor en mano, fuegos artificiales y gritos de euforia colmaron anoche a esta ciudad, que todavía vive la emoción de un día histórico como calificó el presidente, Juan Carlos Varela, el triunfo.

Afirmó que con trabajo, dedicación y fe se logra todo, al tiempo que resaltó la entrega de una generación futbolística, entre ellos el héroe del partido Román Torres, que durante 17 años acariciaron la esperanza de medir fuerzas entre los grandes.

Y como si fuera poco, a través de su cuenta oficial en twitter decretó este miércoles como Día de Fiesta Nacional, por lo que será libre para el sector público y privado en todo el país.
Después de la aplastante derrota del viernes pasado ante Estados Unidos, cuatro goles a cero, la oncena dirigida por el colombiano Hernán Darío Gómez supo crecerse y demostrar el extra de los campeones para vencer a un equipo que no regaló nada en el terreno, pese a estar clasificado.

Sin embargo, hasta los miles de costarricenses que viajaron a Panamá para apoyar a su selección se unieron a los festejos y en sentidas palabras enarbolaron la unidad centroamericana, cuando señalaron la noticia del momento: Estados Unidos está fuera de un Mundial, por primera vez, desde Italia 1990.
Suceso que las redes sociales perpetuaron a través de un meme, donde aparece el presidente estadounidense, Donald Trump, muy molesto, señalando con su dedo índice la orden de cancelar todas las visas desde Panamá hasta México.

Hace cuatro años, los norteños dejaron tendido en el terreno a los canaleros, cuando a solo dos minutos del pitazo final marcaron el gol que destrozó el sueño de asistir al Mundial de Brasil 2014.

Ahora el Istmo vuelve a llorar, pero de emoción, y como expresara una colega ‘a un lado quedaron las diferencias religiosas, políticas y de toda índole para juntos festejar’ el esfuerzo y la voluntad que hicieron el milagro, como afirmó monseñor José Domingo Ulloa, quien también celebró vestido con la camiseta de la ‘Marea Roja’.

Esta vez, los fatídicos 10 minutos finales resultaron los tres de gloria para alcanzar al fin la victoria, como refiere una de las líneas del Himno Nacional de Panamá, país que se convirtió en el número 23 en lograr su boleto directo a Rusia 2018, donde la historia será otra.

tgj/npg

Compartir