Marlyn Valdez/Foto: Óscar Dávila

Ciudad de Guatemala, 11 oct (AGN).- Guatemala busca responder con eficiencia y transparencia en lo que corresponde dentro de la implementación del Plan Alianza para la Prosperidad para el Triángulo Norte de Centroamérica, informó hoy una fuente oficial.

Este esfuerzo está orientado a generar, mediante la inversión pública, condiciones para el desarrollo rural y urbano del país que promueva oprtunidades y empleo, dijo Acisclo Valladares, comisionado presidencial para la Competitividad e Inversión.

“Esperamos terminar con una ejecución presupuestaria estimada en un 75 por ciento”, dijo Valladares a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN), tras una reunión de Gabinete Económico que presidió el vicepresidente Jafeth Cabrera y en la que se analizaron los avances de esta iniciativa aprobada por el Congreso de Estados Unidos.

El plan, originalmente dotado de 750 millones de dólares para ser distribuido entre Guatemala, El Salvador y Honduras, pretende reducir el flujo migratorio de esos países hacia Estados Unidos mediante la mejora de sus condiciones de vida.

Valladares advirtió que en el caso de Guatemala se presentan “retos de ejecución”, los cuales “son conocidos ampliamente por la población”.

En este sentido, el comisionado dijo que el tema presenta “avances”, sin dejar de reconocer que “existen retos por enfrentar”, especialmente en materia de ejecución presupuestaria.

Durante la reunión de Gabinete Económico, “discutimos los avances y los retos y evaluamos, por cartera, la ejecución presupuestaria (año 2017), algunas con buen ritmo como el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV)”, dijo.

El comisionado también indicó que el presidente Jimmy Morales instruyó la conformación de un gabinete específico para el Plan Alianza para la Prosperidad, en cuyo seno “vamos a monitorear, para definir acciones concretas que nos permitan elevar sustancialmente la ejecución por cartera para final de año”.

Reforma legal que agilice procesos

Valladares explicó que el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom) “trabaja en un proyecto de reformas o una nueva Ley de  Compras y Contrataciones de Estado que permita la contratación ágil que demanda la población, obviamente con la garantía de transparencia”.

Explicó que la propuesta en proceso de estructuración busca asegurar las “buenas prácticas” que se requieren para que “el Estado pueda acceder a bienes y servicios en la forma más competitiva posible”.

“Esto será para no esperar seis meses para adjudicar un contrato, ya que la Ley de Compras y Contrataciones no permite, no ayuda y no incentiva a nada en una buena ejecución”, advirtió.

“La agilidad -subrayó- no riñe en nada con procesos que sean justos, seguros, equitativos que garanticen acceder a bienes y servicios con los mejores precios”.

Cómo funciona el Plan y cómo se financia

De acuerdo con la exposición del comisionado Valladares, el Plan Alianza para la Prosperidad tiene dos fuentes de recursos financieros y esquemas de ejecución: la ejecución nacional y los fondos externos.

Ejecución nacional: el Plan de la Alianza para la Prosperidad es un Plan Nacional de ejecución técnica y financiera del país. Los recursos con los que se cuentan y a través de los que se realizan las actividades nacionales.

Fondos externos: Los recursos a los que hace referencia el Gobierno de los Estados Unidos es un recurso que se aprueba por año para la región de Centroamérica y que para el caso de Guatemala en 2017 asciende a 125,5 millones de dólares, que es el monto aprobado y ejecutado en las agencias del Gobierno de Estados Unidos.

La Oficina Internacional de Asuntos Antinarcóticos y Procuración de Justicia (INL) ejecuta directamente con el Ministerio Público y el Ministerio de Gobernación. La diferencia son los recursos que asigna el Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica.

En tanto, la Agencia Internacional para el Desarrollo de Estados Unidos (USAID) es la que, a su vez, licita sus proyectos de desarrollo social hola económico a los consorcios de oenegés que trabajan con USAID en Guatemala

Liberación del paso en Chimaltenango

En un tema específico, Valladares informó haberse reunido con el alcalde de Momostenango, del departamento de Totonicapán, para trabajar en un proyecto de ley sobre el libramiento del paso por Chimaltenango “para hacer más ágil el cierre de las negociaciones de derecho de vía”.

Hizo ver que Momostenango es uno de los municipios con mayor interés en el desarrollo de este proyecto por los beneficios que le representaría en materia de producción y comercio de sus cultivos.

Indicó que este proyecto será presentado al Congreso de la República para su conocimiento y análisis.

El nuevo perfil del Plan (tomado de ABC)

El presidente Donald Trump decidió mantener el Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, no obstante, reduciendo el presupuesto y dándole un mayor enfoque hacia las partidas de seguridad. El Congreso estadounidense aprobó el año pasado una dotación de 750 millones de dólares para 2017, de la cual unos 275 millones se destinaban directamente a asistencia al desarrollo, mientras que gran parte del resto era para fines militares y de orden público. El primer presupuesto de la era Trump ha reducido esa cifra de asistencia a 195 millones (una recorte de casi un 30%), mientras salva las cuantías para seguridad.

Lea el artículo completo de ABC: http://bit.ly/2i4TFGi

Compartir