Washington, 10 oct (PL) El presidente estadounidense, Donald Trump, señaló hoy como un problema para aceptar una política sobre inmigración a la supuesta falta de deseo de los demócratas de tener fronteras seguras.

 

A ellos no les importa la seguridad de Estados Unidos, afirmó el mandatario republicano en su cuenta personal de la red social Twitter, un espacio habitual para emitir críticas sobre diversos temas.

Hace dos días, la administración norteamericana entregó al Legislativo una larga lista de demandas migratorias a cambio de alcanzar un pacto sobre los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, siglas en inglés).

Existente desde junio de 2012, dicha medida concede protección legal, según fuentes oficiales, a unos 800 mil jóvenes, llamados soñadores, contra la posibilidad de ser deportados.

También permite a quienes arribaron sin papeles a Estados Unidos cuando eran niños permanecer en su territorio, y obtener permisos de trabajo, renovables cada dos años, si cumplen diferentes requisitos.

Según las opciones divulgadas, antes de permitir el otorgamiento de un estatus legal a los soñadores, Trump insistirá en conseguir financiamiento para su polémico muro en la frontera con México y la contratación de otros 10 mil agentes de inmigración.

Las exigencias incluyen negar fondos federales a las llamadas ciudades santuario (urbes a favor de los inmigrantes sin papeles), mayores recursos para perseguir a los indocumentados, leyes más estrictas destinadas a los solicitantes de asilo, y el endurecimiento de la línea divisoria contra la entrada de niños centroamericanos.

Además, buscan cambiar el sistema de inmigración legal de Estados Unidos, que actualmente prioriza las conexiones familiares, por uno basado en el mérito de los solicitantes.

‘Sin estas reformas, continuarán la inmigración ilegal y la migración en cadena, que grave e injustamente imponen una carga a los trabajadores y contribuyentes estadounidenses’, expresó Trump en una carta al Congreso.

El paso del jefe de Estado acaparó inmediatamente críticas de los demócratas del Capitolio, organizaciones civiles y usuarios de las redes sociales.

‘La administración no puede ir en serio sobre un compromiso o ayuda a los soñadores si empieza con una lista que es un anatema para ellos, la comunidad de inmigrantes y la mayoría de los estadounidenses’, expresaron los líderes de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, y en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Por su parte, el Centro Nacional de Leyes Migratorias señaló que existe un acuerdo abrumador en todos los sectores de la sociedad estadounidense de que una solución permanente para la juventud inmigrante es necesaria y correcta.

‘Trump empuja cambios de inmigración drásticos y draconianos en el acuerdo sobre el #DACA’, ‘Está usando el #DACA como una moneda de cambio para pasar la reforma de inmigración impopular’, fueron algunos de los comentarios de los usuarios de Twitter sobre el tema.

Compartir