Roma, 27 sep (PL) El papa Francisco instó hoy a gobiernos y pueblos a recibir a los migrantes con los brazos abiertos, al presentar la campaña Comparte el viaje, la cual promueve la solidaridad y lucha contra la discriminación.

 

Impulsada por la organización humanitaria Caritas Internationalis, la iniciativa se implementará durante dos años y apuesta por la cultura del encuentro, el acercamiento y apoyo a quienes huyen de la guerra, el hambre y la pobreza.

Con tal propósito, invita a las personas a conocer a los refugiados, escuchar sus historias y dejar de lado los estereotipos.

Los aliento a participar en esta loable tarea como signo de solidaridad con nuestros hermanos necesitados. Debemos acoger a los migrantes con los brazos abiertos, listos para un abrazo sincero, afectuoso y envolvente, afirmó el Obispo de Roma durante la audiencia general en la Plaza de San Pedro.

No tengan miedo de compartir el viaje y la esperanza, añadió y pidió acabar con los prejuicios y la discriminación.

El viernes, el Sumo Pontífice manifestó su consternación por la creciente xenofobia en Europa e invitó a la comunidad internacional a combatir ese mal y defender los derechos de los refugiados.

Son preocupantes las señales de intolerancia y racismo en distintas regiones del continente, muchas veces originadas por la desconfianza y el temor al otro, el distinto, el extranjero, señaló.

Es necesario ampliar los medios legales y seguros de entrada, proporcionar un primer alojamiento adecuado y decoroso, y garantizar a todos la seguridad personal y el acceso a los servicios básicos, indicó.

También, abogó por el respeto a esas personas, sin importar su estatus migratorio, y por la protección de los más vulnerables, en especial los niños.

Por otra parte, el Sumo Pontífice invitó a favorecer la apertura de espacios de encuentro intercultural y enriquecimiento mutuo entre los recién llegados y los ciudadanos de cada país.

Compartir