Foto: Samuel Flores

Escuintla (Escuintla)/Ciudad de Guatemala, 27 sep (AGN).– El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, alentó hoy el trabajo de las instituciones a cargo de la mitigación de desastres advirtiendo que por ningún motivo se debe claudicar en el servicio a la población ante las emergencias.

“Los exhorto a que lo sigan haciendo y que bajo ninguna circunstancia claudiquemos en el compromiso de servir a nuestra nación”, dijo el mandatario durante una visita al Centro de Operaciones de Emergencia (COE), en la cabecera departamental de Escuintla, al sur del país.

El mandatario recibió informes relacionados con las emergencias causadas por las lluvias en el departamento y la disponibilidad de recursos para atender a los damnificados. También fue informado sobre el personal que permanece apoyando a la población a partir de una coordinación interinstitucional.

Impacto por lluvias y sismos

El mandatario, junto con el secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), Sergio García Cabañas, analizaron la situación del país afectado por fenómenos naturales, tanto lluvias como sismos.

García Cabañas dijo que las lluvias en la actual temporada fueron copiosas, lo que se deriva de haberse presentado huracanes de tres en tres en la zona geográfica que afecta a Guatemala. Aclaró que esto es algo inusual y que provoca saturación de suelos que posteriormente se traduce en derrumbes y deslizamientos.

“El problema es que entran huracanes de tres en tres, es inusual y nunca se había dado, pero tenemos dos situaciones que se presentaron” en la actual temporada, explicó.

Advirtió que las lluvias que se registran en el país esta semana continuarán hasta el domingo y que, de acuerdo con el pronóstico nacional, el invierno cesará a mediados de octubre. No obstante, advirtió: “Podríamos tener lluvias después del 15 de octubre”, porque la temporada de huracanes concluye a finales de ese mes.

En el caso de los sismos, el jefe de Gobierno recordó que mientras los departamentos del sur occidente sufren situaciones de emergencia a causa de las lluvias, en el noroccidente, pasa otro tanto igual, debido a los sismos, incluyendo los daños dejados por el ocurrido en 2012 en San Marcos.

“Hemos sido afectados, no solo por un invierno copioso, sino por sismos, en la parte norte-occidental, principalmente en San Marcos, donde traemos también un problema desde 2012, por sismos que afectaron la infraestructura”, comentó.

Explicó que se ha dado instrucciones a los gobernadores de esos departamentos para trabajar en conjunto con los alcaldes.

Cerca de 1.000 derrumbes

El presidente Morales explicó que en el caso de las fuertes lluvias, estas afectan la costa sur y zona del Atlántico, pero comentó que en el caso de desborde de ríos solo se presentó un caso en el municipio de Nueva Concepción. Sin embargo –hizo ver- las lluvias generan un problema de saturación de suelos que provoca derrumbes hacia las carreteras.

Recordó que cerca de 1.000 derrumbes se han registrado en lo que va del año y que requirió acciones inmediatas para rehabilitar las vías de comunicación terrestre del país. Explicó que esto fue posible con la ayuda de instituciones como la Dirección General de Caminos y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

“Todo eso se ha atendido con el despliegue de varias instituciones que han trabajado y apoyado”, comentó.

Se trabajó en previsión

El presidente Morales destacó el trabajo de previsión y prevención que se cumplió en esta ocasión y cuyo fin consistió en atender a la población afectada por este tipo de desastres.

“Gracias a ello, hoy se cuenta con existencia de víveres, alimentos y recursos materiales para ayudar a las familias”, dijo.

El mandatario fue informado de la disponibilidad de 15 toneladas de alimentos en bodega, y de otras 3,5 toneladas que ya se distribuyeron entre los afectados.

García Cabañas también informó al presidente Morales que el Ejército de Guatemala está trabajando en la distribución de los recursos de ayuda en Santa María del Mar, en el municipio de Nueva Concepción, a quienes se suman empresarios privados que brindan asistencia a sus trabajadores.

Un delegado de la institución armada informó que 500 elementos de la brigada Mariscal Zavala trabajan en apoyo a la población a nivel nacional, y 201 fueron destacados solo en el departamento de Escuintla, particularmente en los municipios de Nueva Concepción y Escuintla. Adicionalmente, informó que la Brigada de Paracaidistas del Puerto de San José, en el sur, cuenta con 170 hombres “listos para apoyar”.

Ennio Galicia, ministro de Desarrollo Social (Mides), informó al presidente Morales que se activó un plan coordinado con el Fondo de Desarrollo  Social (Fodes) y que este día salieron de la capital enseres para apoyar a los pobladores en la actual emergencia. Estos consisten en láminas y costaneras, entre otros productos. Se distribuirán entre los alcaldes de los municipios más afectados.

Ayuda a quien realmente lo necesita

El presidente Morales pidió al Gobernador Departamental que junto con los ministros y directores de las instituciones involucradas realicen la distribución de los recursos, con base en el recuento de personas afectadas por la emergencia.

“Esto se hace a través de las reuniones del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y las instancias involucradas, para que el recurso, que es limitado, llegue a las personas necesitadas”, explicó.

 

 

Compartir