Elmer Telón Galdámez/Foto: Diario de Centro América

Ciudad de Guatemala, 8 de sep (AGN) – Garantizar que niños y jóvenes tengan la oportunidad de hacer efectivo el derecho a la educación, pero que esa oportunidad esté acompañada de alto nivel, es el objetivo y norte de trabajo de Óscar Hugo López, en quien el presidente Jimmy Morales confió la difícil tarea de encarar los rezagos históricos de la educación.

El Ministerio de Educación (Mineduc) constituye uno de los pilares fundamentales para una sociedad. López, lo sabe. Ha dedicado su vida a especializarse. Es Pedagogo, con una maestría en Educación Ambiental y un doctorado en Educación. De ahí que está consciente que “la cartera constituye el ente que forma a los futuros ciudadanos, y que toda inversión y esfuerzo que se haga para mejorar la cobertura y calidad garantiza una sociedad mejor”.

El funcionario está por cumplir el segundo ciclo escolar al frente del Mineduc, en el que ha encarado los problemas históricos del Ministerio, “infraestructura, carencia de docentes y programas de apoyo que llegaban tarde”.

El ministro lo hace convencido de que ésta es la oportunidad de cumplir con Guatemala, desde su trinchera como educador y, así, responder a la confianza que le otorgan el presidente Jimmy Morales y el vicepresidente Jafeth Cabrera quienes han priorizado el tema educativo.

El ministro explica que cuenta con el apoyo de ambos para generar acciones que transformen la realidad educativa del país, pasos que, según afirma, ya son visibles en 20 meses de trabajo.

Cita aspectos relevantes como la mejora en el tema de cobertura y gratuidad atendiendo a más de 2,2 millones de niños o el privilegio que se otorga a la calidad educativa con proyectos de educación superior para los docentes. También, la inversión en infraestructura y la adopción de medidas administrativas que a corto y mediano plazo se concretarán en más y mejor educación.

En una entrevista con medios oficiales, inició hablando sobre una de las prioridades de su administración: la cobertura educativa.

“Habíamos estado experimentando un descenso alarmante de la cantidad de niños que se matriculaban en los distintos niveles de educación, en 2017 vimos un avance importante, por primera vez tenemos 15 mil estudiantes más en promedio dentro del sistema nacional”, explicó.

¿Qué medidas se tomaron para mejorar las cifras en el tema de cobertura?

Lo que hemos hecho es invitar a los maestros para que cada año realicen un censo escolar, visitar casa por casa, identificando así a los niños que no están yendo a la escuela, estimulando, a la vez, la participación de los padres de familia. Tenemos la meta de aumentar el 12 por ciento de cobertura en preprimaria y 6 por ciento en el nivel primario, tenemos la planificación para lograr esas cifras ya que tenemos todavía muchos niños fuera del sistema educativo.

¿A cuánto puede ascender en cifras el incremento de cobertura desde los porcentajes que menciona?

Hay que aclarar que no tenemos un censo de población actualizado, se trabaja con meras aproximaciones, eso crea el problema de no cuantificar con exactitud, pero voy a colocar un ejemplo importante: en el nivel de preprimaria tenemos una atención alrededor del 46 por ciento, es decir, uno de cada dos niños tiene acceso, nuestra proyección es llevarlo hasta el 54 o 56 por ciento, lo que fácilmente puede representar más de 200 mil niños.

En el nivel primario la cobertura se calcula en 77 por ciento, la idea es extenderla al 83 por ciento. En el ciclo básico cubrimos 47 por ciento y en diversificado llegamos a un 24 por ciento de atención a los jóvenes. Con la realización del censo nacional de población a realizar el año entrante podremos tener datos más fiables.

¿Qué avances se tienen en los programas apoyo qué ha impulsado su gestión?

Los principales son cuatro: alimentos y útiles escolares, valija didáctica y el fondo de gratuidad para las escuelas, en años anteriores no llegaban completos ni a tiempo a las escuelas. Sin embargo, el equipo del Ministerio, con la colaboración de padres de familia, logró distribuir este año, además de los temas mencionados, los recursos económicos para la alimentación de forma anticipada en todos los centros que cuentan con organización de padres de familia, ayudando así a los niños y los jefes de hogar, con dificultades económicas y nutricionales. La alimentación sirve como un incentivo para seguir en la escuela e invita a otros niños para que se matriculen, lo que se refleja en los niveles de cobertura que hemos alcanzado.

¿Cómo se ha avanzado en el tema de calidad educativa?

En este tema intervienen muchos factores, entre ellos la formación de los docentes. En este punto estamos comprometidos y motivamos la formación a nivel universitario. Este año se graduarán los primeros docentes en la Universidad de San Carlos. Se creó las licenciaturas especializadas en niveles de primaria y preprimaria, con lo que estamos dando un salto importante en la calidad de docentes. En algunos años los profesores van a ser licenciados especializado en el nivel correspondiente.

Entendemos que el Programa Académico de Desarrollo Profesional (Padep) ha graduado ya a cinco cohortes de profesores ¿cómo se integran y como replican en la calidad educativa?

El Padep es un programa de profesionalización de maestros en servicio. Se han desarrollado cinco cohortes que representan 20.000 maestros a nivel universitario; son dos años de estudio a nivel superior que les otorga un título a ese nivel. Los nuevos conocimientos les permiten desarrollar proceso de aprendizaje modernos y actualizados con tecnologías innovadoras. Estamos por iniciar una sexta cohorte que sumará 7.000 maestros que ya imparten clases, lo que sumado a los ocho mil maestros egresados de las licenciaturas de educación preprimaria y primaria, nos permitirá contar con 35.000 maestros dentro del sistema educativo graduados a nivel universitario. Esto va a cambiar la practica en el aula, beneficiando a la sociedad.

¿Podemos ver ya algunos resultados de esta profesionalización?

Sí, un buen ejemplo son los resultados obtenidos en el año 2016 de las pruebas de lenguaje y matemática que se aplican a los graduandos, en el que se registró una mejora significativa en lenguaje. El porcentaje de jóvenes que aprobaron la prueba fue de 34 por ciento, es decir, 6.35 más que el año anterior. En la prueba de matemáticas los resultados no fueron tan altos, pero se mejoró en 0.5 por ciento por lo que seguimos trabajando en este tema.

¿Se contemplan acciones a corto plazo para que mejoren los resultados en la calidad educativa?

La reforma, estudio y análisis del Currículum Nacional Base (CNB) del ciclo básico, el cual el año entrante será distinto. En la actualidad el CNB se compone en el primer año de 15 asignaturas, el promedio latinoamericano es de 9, esto no quiere decir que garantice calidad, al contrario representa dificultades, por ello el cambio en el pénsum de estudio iniciará el año entrante con primero básico y seguirá con segundo y tercero en los años posteriores. Esto garantizará una formación distinta, una formación fundamental que les permitirá ir al ciclo diversificado y universitario.

¿Qué temas se priorizarán en el tema de CNB del ciclo básico?

Hay una comisión encargada de especialistas, quienes están trabajando en los aspectos importantes que definirán las competencias básicas que los jóvenes deben tener en el país. Será una decisión técnica, lo que es importante tener claro es que este ciclo es de cultura general, deben ser elementos claves que la juventud no debe dejar de conocer. En los próximos días daré una conferencia presentando cuales son las materias y la estrategia de implementación.

La multiculturalidad del país siempre es un tema importante en la educación. ¿cómo aborda su administración este tema?

Estamos trabajando una estrategia para la educación bilingüe intercultural, nuestro país es diverso. La riqueza de idiomas y costumbres debe verse reflejado en el sistema educativo. Hemos avanzado en la formulación de currículum por pueblos, lo que representa que estará contextualizada a las características culturales y sociales del país. En ello tenemos 15 textos para 15 idiomas distintos, así lograremos un nivel de pertinencia cultural bilingüista de los niños y jóvenes.

Uno de los problemas que históricamente se ha tenido en la cartera es el tema de infraestructura ¿qué medidas ha tomado al respecto?

Guatemala tiene una grave problemática con relación a este tema, contamos con más de 34.000 centros educativos, que funcionan en 20.000 edificios, de los cuales alrededor de 17.000 funcionan en terrenos que no son propiedad del Estado. Por lo tanto, aún teniendo recursos para hacer inversiones en los establecimientos, encontramos complicaciones porque los terrenos no son propiedad del Estado; sin embargo, hemos avanzado acciones para que la ley nos favorezca. Este año ejecutamos una estrategia de mejoramiento designando más de 650 millones de quetzales en mantenimiento y remozamiento de centros escolares.

A ello debemos sumar la implementación de más de 700 módulos educativos prefabricados, beneficiando a más de 28.000 alumnos, lo que representó una inversión que supera los 130 millones de quetzales, todo para que los estudiantes cuenten con un mejor lugar para el proceso de aprendizaje. Los módulos permitieron ampliar los espacios, el año entrante continuaremos con esta estrategia.

En la propuesta de presupuesto para el año entrante se prevé un incremento de 897 millones de quetzales. ¿cuales son las prioridades que se contemplan abordar con el aumento sugerido?

Hay componentes importantes de ese presupuesto que son básicos para lograr mejoras. De aprobarse como está propuesto priorizaremos la contratación de maestros, se busca financiar nuevas plazas. Por otro lado, estamos ampliando los fondos para la alimentación escolar: elevar a 2 quetzales el promedio de inversión en alimentación de estudiantes del área urbana y rural. En la actualidad se invierte 1 quetzal 11 centavos y 1 quetzal 58 centavos, respectivamente. También tenemos previsto aumentar recursos para útiles escolares, gratuidad y valija didáctica y mantenimiento de escuelas.

¿Cuántos docentes se tiene contemplado contratar?

Guatemala cuenta con un sistema educativo que cuenta con 160.000 maestros. Hay contratos en renglones 011, 022 y 021, eso es una realidad, además está el tema de jubilaciones que oscila entre 3.000 a 3.500 cada año, plazas que no se sustituyen anualmente. No hay procesos de oposición para cubrir esas necesidades, de esa cuenta, en los últimos siete años hemos perdido 20.000 plazas. En la propuesta original de presupuesto habíamos pedido financiar 21.000 nuevas plazas. Con el techo indicativo que nos han dado podríamos cubrir solamente 5.000.

¿Cuáles son los retos más importantes que tienen planificado abordar en el 2018 y 2019?

El más importante es la cobertura educativa. Es un tema que nos preocupa mucho, queremos darle toda la atención, garantizar que niños y jóvenes tengan la oportunidad de hacer efectivo el derecho a la educación. Es un tema no solo de la cartera sino del señor Presidente y señor Vicepresidente que han dado el apoyo para que esto se cumpla.

Por otro lado, está la calidad educativa. Necesitamos no solo ofrecer la oportunidad de estudiar, sino acompañarlo de alto nivel, de esa cuenta la formación de los maestros, los avances en infraestructura, el tema de los textos, todas las mejoras que, juntas, suman calidad. Otro de los elementos importantes es darle a los niños jóvenes un proceso de desarrollo vinculado a la ciencia y la tecnología. Para ello vamos a implementar en 2018 la creación de más de 1.400 centros de aprendizaje tecnológicos.

Compartir