Amafredo Castellanos/Foto: Marvin García

Ciudad de Guatemala, 10 sep (AGN) – El Ensamble Nacional de Marimbas, edición 2017, se cumplió en una colmada Gran Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, como parte del homenaje que rendimos a la patria en el 196 aniversario de su emancipación.

El sentimiento nacional afloró en un encuentro de los asistentes con el instrumento nacional y los maestros interpretes.

En esta oportunidad el homenajeado fue el señor Óscar Ávila, marimbero, dedicado a la fabricación de marimbas en su natal Nueva Santa Rosa, Santa Rosa. El señor Ávila tuvo el honor de ingresar la bandera nacional a los acordes de La Granadera interpretada por la marimba del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Guatemala.

También fue objeto de un homenaje póstumo el maestro Manolo Solís, un destacado interprete de la marimba originario de Cobán, quien falleció recientemente.

Tras la entonación del Himno Nacional de Guatemala, el concierto se abrió con un tono de amor y nostalgia por la patria. Fue un momento especial y estuvo a cargo del maestro Erick Armando Vargas Ortiz con la interpretación de El Rey Quiché con saxofón.

El maestro Vargas fue también quien tuvo a su cargo dirigir, batuta en mano, el colectivo de marimbas participantes.

Vargas explicó a la Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) que fue la primera vez que en un ensamble de marimbas se utiliza un formato escolástico, con una filosofía que marca el director con la batuta, tal como ocurre con los conciertos de orquestas sinfónicas.

Otra innovación importante, comentó, fue que ésta fue la primera vez que al ensamble se integran marimbas de jóvenes y niños. Explicó que alrededor de un 50 por ciento de las marimbas correspondían a ellos, para lo cual debieron trabajar, ensayando.

El público fue “bello”, calificó el maestro. “Se unió a la energía que había en el escenario”, comentó.

El Ensamble Nacional de Marimbas 2017 es un evento organizado por el Comité Pro Festejos de la Independencia Nacional.

Iván Díaz, gobernador del departamento de Guatemala y presidente de la comisión ejecutiva del Comité, agradeció la presencia del público y de las marimbas participantes y alentó el fervor cívico y el amor por la patria.

“Se vale bailar, de eso se trata. Estamos de fiesta y por eso hay flores en este escenario, porque Guatemala es este país que amamos y que es el de la eterna primavera”, expresó.

La licenciada Heidy Sandoval Ruiz coordinadora de la Gala de la Canción Guatemalteca y miembro del Comité de festejos patrios apoyó al Gobernador entregando los reconocimientos a los directores de las marimbas participantes.

Los asistentes ansiaban ingresar horas antes y no les importó formar, con orden y respeto, una fila para obtener su boleto de ingreso a la Gran Sala.

La espera valió la pena pues el espectáculo fue digno y la emoción resultó inolvidable para todos los presentes.

 

Compartir