Washington, 9 sep (PL) El departamento norteamericano de Florida empezó a sentir hoy los primeros efectos del poderoso huracán Irma, que según pronósticos se dirige a los cayos del sur, mientras decenas de miles de personas ya se encuentran sin fluido eléctrico.

 

De acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NCH, por sus siglas en inglés) el organismo meteorológico se degradó a categoría tres, ahora con vientos máximos sostenidos de 205 kilómetros por hora y se mueve rumbo oeste a 15 kilómetros por hora.

El huracán tocó tierra sobre la medianoche del viernes en Cuba con vientos de 260 kilómetros por hora -categoría cinco-, pero su interacción con tierra lo ha debilitado un poco, si bien una vez que se dirija al estrecho de la Florida -como sugieren los pronósticos-, volverá a intensificarse y alcanzar la categoría cuatro.

Se prevé que los cayos de Florida probablemente recibirán el domingo por la mañana un impacto directo de la tormenta, una de las más poderosas registradas en el Atlántico, antes de dirigirse a la costa oeste de la península.

De acuerdo con medios de prensa, en el condado de Miami más de 25 mil viviendas y negocios están sin electricidad, lo que representa el dos por ciento de los 1,24 millones de usuarios en esta zona.

El gobernador de Florida, Rick Scott, aseguró que los efectos del meteoro, con fuertes vientos e intensas lluvias, ya comienzan a sentirse en el sur del estado y pidió a sus residentes que tomen medidas para protegerse de este ciclón ‘mortífero’.

Recordó que el nivel del mar pudiera elevarse hasta 3,6 metros en varias zonas de la costa. ‘Puede cubrir tu casa’, señaló.

Aunque la trayectoria del huracán se ha desplazado ligeramente hacia el oeste, todavía se estima que causará devastación en el litoral oriental mientras golpea el sur de Florida muy temprano el domingo.

Según la entidad, de lunes a martes el huracán debe afectar el centro de Georgia y para el miércoles se prevé afectaciones en los estados de Tennessee, Carolina del Sur y Alabama.

Compartir