Brenda Larios/Foto: PNC

Ciudad de Guatemala, 5 sep (AGN) – Nueve personas, presuntamente integrantes de una estructura dedicada al lavado de dinero y tráfico ilegal de personas procedentes de países de Asia y Sudamérica, fueron detenidas hoy durante una acción a cargo de agentes de la Subdirección General de Investigación Criminal (SGIC) de la Policía Nacional Civil (PNC).

Los allanamientos se realizaron en los departamentos de Jutiapa y San Marcos.

Los detenidos fueron remitidos a un juzgado con competencia para conocer procesos de mayor riesgo.

Fueron identificados como Abigail Morales Carreto, sublíder de la estructura que operaba bajo el nombre de Leo Pasapera.

También fueron detenidos: Alida Marveles Maeda Ortega de Ortega, Claudia Begonia Morales Carreto, Denis Verenice De León Alezano, María del Rosario Hidalgo Barrios, Julio César García Salazar, Sandy Maribel García Salazar, Siria Idelma Ventura Pérez y Marco Antonio Escobar Juárez.

Según investigaciones esta banda se dedica al tráfico ilegal de personas, provenientes de Pakistán, Afganistán, India, Nepal y Bangladesh. Son sindicados de los delitos de lavado de dinero u otros activos y asociación ilícitas, con órdenes de captura con fecha del 31 de agosto del presente año.

Segunda fase

En el mes de junio del año 2016, la Unidad Especial de Investigación (UEI), en forma simultánea con Panamá, Costa Rica, Honduras y El Salvador ejecutaron el operativo táctico policial denominado #OperaciónMesoamerica, capturando a diez personas pertenecientes a estructura (Leo Pasapera).

La investigación permitió establecer que el dinero producto del tráfico humano era enviado y recibido por medio de remesas, utilizando el sistema bancario nacional.

La investigación determinó transferencias provenientes de Reino Unido, Grecia, Bolivia, Portugal, Perú, Brasil, Colombia, República Dominicana, El Salvador, Honduras, México, Grecia, Australia, Qatar, Estados Unidos y Pakistán, con transferencias entre 45.000 a 65.000 dólares.

Las autoridades estiman que la organización está integrada por al menos 25 personas y opera desde Brasil, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, México y Estados Unidos, cobrando entre 20.000 a 25.000 mil dólares para el traslado hacia los Estados Unidos.

Para el ingreso de los migrantes al territorio guatemalteco, utilizan pasos ciegos ubicados en la frontera de San Cristóbal, Atescatempa, Jutiapa y son dueños de hoteles, casas de seguridad o bodegas donde albergan y alimentan a los migrantes ubicadas en Jutiapa, Ciudad de Guatemala y San Marcos.

 

Compartir