Washington, 2 sep (PL) El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó hoy el apoyo de su gobierno a Texas, al visitar el territorio por segunda vez esta semana para examinar los daños del huracán Harvey.

 

Texas, estamos contigo hoy y estaremos contigo mañana, y lo estaremos todos los días siguientes, para restaurar, recuperar y reconstruir, escribió en la red social Twitter al llegar al estado.

El mandatario tuvo su primera parada en Houston, la cuarta ciudad más poblada del país y fuertemente afectada por las torrenciales lluvias e inundaciones de Harvey.

Tal sistema, que tocó tierra el 25 de agosto como huracán categoría cuatro de un máximo de cinco antes de degradarse a tormenta y depresión tropical, dejó récord histórico de precipitaciones en algunas zonas de la urbe.

El jefe de la Casa Blanca, quien el martes ya visitó la localidad de Corpus Christi y Austin, la capital estatal, viajó ahora con el fin de encontrarse con sobrevivientes de las inundaciones y voluntarios que asistieron en los esfuerzos de rescate.

Trump estuvo en el estadio NGR, convertido en refugio de víctimas del organismo ciclónico, que según varios cálculos dejó más de 40 víctimas mortales.

En ese lugar el republicano conversó con miembros de la prensa y se mostró optimista sobre las acciones de recuperación y lo que había visto.

‘Las cosas están saliendo bien’, expresó el presidente, quien calificó el esfuerzo de recuperación de algo lindo para el país, según reporte de ABC News.

En el estadio también se tomó fotografías con las víctimas y voluntarios, y se refirió a la carta enviada ayer al Congreso con el fin de solicitar un monto inicial de 7,85 mil millones de dólares para un fondo de emergencia destinado a Texas y Luisiana.

De acuerdo con el gobernante, quien también visitará hoy ese otro estado, confía en que ese dinero se apruebe de forma rápida, luego de que líderes del legislativo dijeran ayer que esperan votar el tema la próxima semana.

Aunque aún se desconoce el costo exacto de Harvey, tres entidades independientes estimaron que provocó pérdidas entre 70 mil y 108 mil millones de dólares.

Compartir